Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rusia y Japón reanudan negociaciones sobre tratado de paz pero evitan “tema Kuriles”

Rusia y Japón reanudaron hoy las negociaciones sobre el tratado de paz pendiente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, pero aplazaron cualquier discusión sobre la soberanía de las disputadas islas Kuriles.


Publicidad

“Mi visita a Rusia significa, de hecho, la reanudación de las negociaciones sobre el tratado de paz”, dijo Fumio Kishida, ministro de Exteriores japonés, en rueda de prensa tras reunirse con su colega ruso, Serguéi Lavrov.

Por su parte, Lavrov adelantó que el 8 de octubre en la capital rusa tendrá lugar la próxima ronda de consultas a nivel de viceministros de Exteriores.

“El trabajo se presenta complicado. A día de hoy, existen grandes diferencias en las posturas de ambas partes, pero hemos reafirmado nuestra voluntad, en línea con la orden del presidente ruso y el primer ministro japonés, de buscar un consenso”, manifestó.

Ambos países reanudaron en abril de 2013 las negociaciones para la firma de un tratado de paz, que debe sustituir al armisticio suscrito tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, pero esos contactos se suspendieron cuando Japón secundó las sanciones occidentales contra Rusia por el conflicto armado en Ucrania.

El dirigente soviético Iosif Stalin no reconoció el fin de las hostilidades cuando Tokio anunció su capitulación incondicional el 15 de agosto de 1945 y, de hecho, el Ejército soviético siguió combatiendo hasta febrero de 1946.

Posteriormente, cuando EEUU y Japón sellaron el Tratado de Paz en 1951, Moscú se negó a participar en la ceremonia aduciendo que Washington había establecido unilateralmente bases militares en territorio nipón.

Moscú siempre ha abogado por sellar el tratado antes de abordar el contencioso territorial por las cuatro islas Kuriles, bajo control soviético y luego ruso desde el 2 de febrero de 1946.

Mientras, Japón considera que las Kuriles del sur (Territorios del Norte, para Tokio) “son parte ancestral e inalienable de su territorio” y vincula la solución de este problema a la firma del tratado de paz.

Al respecto, Lavrov aseguró que el asunto de las Kuriles no había sido abordado en las conversaciones de hoy, aduciendo que no está en la agenda.

En cambio, su colega japonés abogó por continuar el diálogo sobre las Kuriles para encontrar una “solución mutuamente aceptable” al contencioso territorial.

Además, criticó “las acciones unilaterales” rusas en las Kuriles, en clara alusión a la reciente visita a las islas del primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, que motivó en su momento una fuerte protesta de Tokio.

Con todo, ambos ministros se manifestaron satisfechos con el resultado de las conversaciones e incluso abordaron una posible visita del presidente ruso, Vladímir Putin, a Japón.

Putin, quien nunca ha visitado las Kuriles, ha calificado de “incuestionable” la soberanía rusa sobre esas islas, aunque también se ha mostrado “dispuesto” a alcanzar “una solución negociada que satisfaga a los pueblos y gobiernos de ambos países”.

De hecho, según la prensa, Putin habría llegado a ofrecer a Japón dos de las cuatro islas Kuriles del Sur, las más pequeñas (Habomai y Shikotan), si renunciaba a su reclamación territorial sobre el resto del archipiélago. EFE [I]