Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Venezuela y Guyana acuerdan retorno de embajadores

El secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon, centro, estrecha las manos del presidente venezolano Nicolás Maduro, izquierda, y del presidente guyanés David Arthur Granger, el domingo 27 de septiembre de 2015 en la sede de las Naciones Unidas. (Foto AP/Kevin Hagen)

NACIONES UNIDAS (AP) — Tras una reunión “tensa” entre sus presidentes, Venezuela y Guyana acordaron el domingo volver a nombrar embajadores a sus respectivos países y entablar un diálogo para tratar de resolver el conflicto fronterizo que arrastran desde hace más de medio siglo.


Publicidad

El mandatario venezolano Nicolás Maduro y su homólogo guyanés David Granger se reunieron por primera vez con la mediación del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, en el marco de la asamblea general del organismo.

“Por ahora regresan los embajadores”, dijo Maduro en un breve encuentro con periodistas tras la reunión en la sede de la ONU.

“Yo voy a empezar a comunicarme, a llamar al presidente Granger, hasta que logremos, con la compañía de nuestros hermanos del Caribe, tener una relación fluida, de diálogo”, agregó.

La ONU señaló en un comunicado que ambos presidentes aceptaron recibir a sus respectivos embajadores “para asegurar que vuelva a haber una representación diplomática completa en ambas capitales en el futuro inmediato”.

Granger, en un video publicado en el canal de la presidencia de Guyana en YouTube, señaló que su país nunca se ha negado al diálogo, y que fue Venezuela la que primero retiró a su embajador y luego no aceptó la persona nominada para embajadora guyanesa en Caracas.

“Todas las provocaciones vienen de los venezolanos, nunca ha faltado el diálogo de nuestra parte”, señaló Granger en el video, en el que menciona el reciente aumento en la presencia militar venezolana en la zona fronteriza en disputa.

“Ambas partes tuvieron la oportunidad de explicar sus posturas”, agregó. “Nosotros creemos que la polémica es esencialmente legal, y pedimos una solución legal”.

En una entrevista con la AP, Granger dijo el sábado que su país acudirá a la Corte Internacional de Justicia para resolver el impasse.

Venezuela demanda cerca del 40% del territorio de Guyana, que es rico en oro, bauxita, diamantes y otros recursos naturales. Los reclamos del gobierno de Maduro se intensificaron después de que una filial de la empresa Exxon Mobil Corp. anunció que hizo un descubrimiento significativo de petróleo en la zona marítima frente a la costa de Guyana.

Guyana asegura que el asunto quedó zanjado por el laudo arbitral de 1899 que delimitó la frontera entre ambos países. Venezuela apeló ese fallo ante la ONU en 1962, y el Acuerdo de Ginebra de cuatro años después estableció ciertos mecanismos para resolver la disputa que, sin embargo, continúa hasta hoy.

“Ellos soslayaron el hecho de que el asunto quedó resuelto, fue zanjado definitivamente en 1899. Los venezolanos no pudieron suministrar ninguna evidencia de que el fallo de 1899 fue nulo”, agregó Granger.

Maduro señaló que la reunión fue “compleja, tensa, difícil”, pero, según su parecer, abrió un camino de diálogo.

Agregó que en las próximas semanas, la Secretaría General de la ONU enviará a Caracas una comisión técnica especial “para hacer un trabajo integral sobre las circunstancias y la situación actual de este contencioso, este reclamo venezolano de la Guyana Esequiba”.

“Venezuela insistió en la necesidad de activar los buenos oficios”, indicó. “Que de los buenos oficios surjan los canales políticos, diplomáticos, internacionales para la resolución definitiva, dentro de la doctrina de Ginebra de buscar un acuerdo aceptable por las partes”.