Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tabaré Vázquez cree que “prohibicionismo” en combate contra las drogas no funciona

Tabaré Vásquez, presidente de Uruguay. EFE

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, dijo hoy que se deben “buscar nuevos caminos” para la lucha contra la droga porque cree que “hay una tendencia mundial de asumir que la teoría prohibicionista no ha dado los resultados que se esperaban”.


Publicidad

En una rueda de prensa en Nueva York antes de partir hacia Uruguay tras su participación en la Asamblea General de la ONU, el mandatario señaló que su país “tiene una posición clara” sobre el tema, en alusión a la regularización del mercado de la compraventa de cannabis.

“Creo no equivocarme al decir que hay una tendencia mundial de asumir que la teoría prohibicionista no ha dado los resultados que se esperaban (…) por tanto hay que buscar nuevos caminos para luchar contra este flagelo”, dijo Vázquez.

En este sentido, equiparó la situación global del combate a las drogas con la denominada “ley seca” en Estados Unidos, que prohibía la venta de alcohol y que provocó el auge de un mercado negro que obligó a abolir la norma.

La ley que despenaliza la producción y compraventa de marihuana en Uruguay fue impulsada por el Gobierno del expresidente José Mujica (2010-2015) y aprobada en diciembre de 2013, como forma de acabar con el negocio del narcotráfico, lo que convirtió al país suramericano en un pionero en este enfoque de la lucha antidrogas.

Uno de los flecos pendientes de esta legislación uruguaya es la comercialización de la marihuana en las farmacias.

También la licitación de las empresas que la producirán, lo cual se resolverá esta semana, aseguraron a Efe fuentes de la Junta Nacional de Drogas del país.

“No le puedo dar una fecha sobre la venta en farmacias porque sería muy arriesgado (…) necesita ser encarado con calma, con paciencia”, dijo Vázquez.

La postura del presidente se acerca a la manifestada a finales de agosto por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Uruguay, país que ostenta la presidencia pro témpore del bloque, compuesto por 12 países.

Esta organización aprobó en Montevideo un documento en el que plantea un nuevo enfoque en el abordaje de la problemática de las drogas que se aleja del meramente punitivo y que trasladará a la Asamblea de Naciones Unidas sobre Drogas (Ungass) en 2016. EFE [I]