Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU bombardea un hospital de Médicos Sin Fronteras, en Afganistán

Incendio en un hospital de Médicos Sin Fronteras, en Kunduz, Afganistán, el 3 de octubre de 2015. EFE

KABUL, Afganistán (AP) — Nueve empleados del equipo de Médicos Sin Fronteras murieron y 30 estaban desaparecidos tras una explosión cerca de su hospital en la ciudad de Kunduz, en el norte de Afganistán, que pudo haber sido causada por un ataque aéreo de Estados Unidos.


Publicidad

La organización internacional dijo en un comunicado que el “prolongado bombardeo” se llevó a cabo a las 2.10 de la mañana (2140 GMT). Las fuerzas afganas respaldadas por ataques aéreos de Estados Unidos han estado combatiendo para desplazar a los insurgentes talibanes quienes el lunes invadieron Kunduz.

Las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán dicen que bombardearon Kunduz a la 2.15 de la mañana. El vocero, el coronel Brian Tribus del ejército de Estados Unidos, agregó que el ataque “pudo haber ocasionado daño colateral a una cercana instalación médica” y que el incidente se estaba investigando.

Médicos sin Fronteras informó que su centro de traumatismo “fue impactado en varias ocasiones durante un bombardeo prolongado y fue muy dañado”. Al momento del bombardeo, el hospital tenía 105 pacientes y sus cuidadores, y más de 80 empleados afganos e internacionales estaban presentes, decía.

El portavoz del Ministerio del Interior, Sediq Sediqqi dijo que 10 o 15 “terroristas” se estaban escondiendo en el hospital al momento del ataque. “Todos los terroristas murieron, pero también perdimos doctores”, dijo en una conferencia de prensa. Dijo que el personal de 80 médicos, incluyendo 15 extranjeros fueron llevados a un lugar seguro.

Adil Abkar, un médico del centro de traumatismo que estaba en guardia en el momento, le dijo a The Associated Press que la sala de operaciones, urgencias y otras partes del hospital habían sido impactadas en el bombardeo.

“Logré escapar después del ataque pero sé que la mayoría de mi equipo, e incluso algunos pacientes, están desaparecidos”.

Zabihullah Pashtoonyar, un experiodista de la radio local que trabajaba como guardia de seguridad en el lugar, fue uno de los muertos en el incidente, dijo su familiar Gul Rahim.

El total de muertes y desaparecidos fue proporcionado por la organización. Sarwar Hussaini, el vocero del jefe policial de la provincia de Kunduz, no pudo confirmar de inmediato el número de fallecidos.

Wahidullah Mayar, vocero del Ministerio de Salud Pública, tuiteó que 37 personas estaban lesionadas, entre ellas 24 empleados.

Médicos sin Fronteras dice que ha atendido a 394 personas heridas en combate desde que el Talibán atacó la ciudad. Las fuerzas afganas entraron el jueves, y el combate ha continuado mientras tropas gubernamentales intentan liberar a la ciudad de insurgentes.

El vocero del Talibán, Zabihullah Mujahid, emitió un comunicado que decía que no había combatientes talibanes en el hospital al momento del bombardeo. Culpó al servicio de inteligencia afgana por dirigir erróneamente el ataque aéreo para impactar resueltamente al hospital.

La electricidad y el agua fueron cortadas desde que los talibanes atacaron y tomaron la ciudad el lunes, informaron funcionarios y residentes. Comida y equipo médico no puede llegar ya que el ejército afgano todavía está quitando las minas plantadas por el Talibán. Tiroteos esporádicos continúan en varias secciones de la ciudad, mientras los soldados avanzan calle por calle.

___

El periodista de Associated Press Humayoon Barbor en Kabul, Afganistán, contribuyó a este despacho.