Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Piden 21años de prisión contra Martinelli por espionaje electrónico a opositores

El expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, en una foto de archivo.

El magistrado fiscal del Supremo de Panamá, Harry Díaz, acusó al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) por el caso de las escuchas telefónicas ilegales a unas 150 personas durante su gobierno, informó hoy el Órgano Judicial.


Publicidad

Díaz presentó ante la Corte Suprema de Justicia un escrito de acusación por la supuesta comisión de los delitos contra la inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad, y contra la administración pública y sus diferentes formas de peculado, detalló el Órgano Judicial en una declaración oficial.

“En horas de la tarde de este viernes 9 de octubre, el magistrado fiscal Díaz solicitó a la Dirección de Investigación Judicial, para que se emita alerta azul a través de INTERPOL, en virtud de esta causa”, indicó el Órgano Judicial, sin más precisiones.

Esta alerta azul se utiliza para recabar más información sobre la identificación de una persona o las actividades que se consideren delictivas dentro de un asunto penal, según explica la policía internacional en su pagina web.

El expresidente Ricardo Martinelli abandonó el país a finales del pasado enero y se encuentra en Miami (EEUU), según sus defensores.

El exfiscal general Rogelio Cruz, uno de los abogados del Martinelli, dijo este viernes a Efe que no ha sido notificado de esta decisión y que solo ha recibido información de que terminó la investigación por este caso.

Según varios medios locales que publicaron parcialmente el escrito de acusación, el magistrado fiscal dice que ha terminado la investigación sobre las escuchas ilegales, y que tiene “suficientes elementos de convicción que acreditan el hecho punible y la vinculación” del exgobernante con los delitos señalados.

Díaz solicita en el escrito la imposición de “4 años prisión por las interceptaciones telefónicas; 4 años por persecución y vigilancia sin autorización; 10 años por malversación y 3 años por peculado de uso, para un total de 21 años de prisión”, informó la cadena local TVN.

La misma fuente indicó además que el comisionado de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ), Marcos Córdoba, giró este viernes la Interpol la solicitud de alerta azul.

La imputación formal del exmandatario se tendrá que realizar en una audiencia, cuya fecha no se ha determinado todavía, en la que tiene que estar presente el acusado, según explicó a Efe el vicepresidente del Consejo Nacional de Abogados de Panamá, Juan Carlos Araúz.

Por su parte, el abogado panameño Ernesto Cedeño, dijo a Efe que Martinelli “tiene que venir a Panamá, voluntariamente o a través de la Interpol”, porque la ley local impide “imputar cargos en ausencia”.

“Van a imputarle cargos, si no, no habría acusación”, dijo Cedeño, y añadió que en su opinión, “tiene que haber una audiencia” para que el magistrado de garantías de la causa, Jerónimo Mejía, “avale o no” la acusación presentada por Díaz contra el expresidente.

Martinelli tiene otros cinco procesos por presunta corrupción abiertos en la Corte Suprema de Justicia, la única instancia que lo puede procesar por su condición de diputado ante el Parlamento Centroamericano.

Por su investidura como diputado, Martinelli es procesado en el marco del nuevo Sistema Penal Acusatorio, que implica una procedimiento distinto al que se aplica mediante el Código Procesal Penal. EFE