Ecuador. Miércoles 29 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Santos dice 2016 será año difícil para economía colombiana

EFE/MAURICIO DUEÑAS CASTAÑEDA

BOGOTA, Colombia (AP) — El presidente Juan Manuel Santos aseguró el viernes que 2016 será un año difícil para la economía colombiana, pero dijo estar optimista porque el país sea el de mayor crecimiento en América Latina.

Publicidad

Antes de dar inició al segundo día de trabajo de lo que él mismo ha llamado un cónclave con su equipo de colaboradores para poner a punto lo que parecería ser la recta final del proceso de paz con las FARC, el gobernante entregó unas declaraciones a la prensa en el puerto caribeño de Cartagena de Indias, en que señaló que en el mundo económico hay una gran expectativa por la eventual firma de la paz en Colombia.

“Esta paz nos va a presentar una oportunidad económica, de inversiones en regiones que nunca han recibido inversiones y que van a generar una dinámica muy positiva en nuestra economía”, sostuvo el mandatario.

Observó que 2016 será un año difícil para la economía colombiana, pero advirtió que “vamos a mantener el rumbo y vamos a mantener el crecimiento. Esperamos también que continuemos siendo el país de más crecimiento en toda América Latina”.

La víspera, el mandatario había indicado que el objetivo es que cuando en Cuba se reanuden los diálogos entre las delegaciones negociadoras, el 12 de enero, se establezca una sesión continua de trabajo hasta que se acuerden los puntos que faltan en la agenda pactada entre las partes.

El jueves, el jefe de Estado defendió el acuerdo de justicia transicional que, en septiembre del año pasado, su gobierno firmó con la guerrilla de las FARC en La Habana. Sobre el acuerdo dijo que si bien no era perfecto “es el mejor… que jamás se haya negociado”.

Tanto el jueves como el viernes en la agenda de trabajo de Santos se tocarán temas como el cese al fuego y hostilidades, desarme, garantías de seguridad para las FARC, seguridad para los territorios de concentración de la guerrilla, seguridad para las áreas rurales en general y fortalecimiento de la fuerza pública, además del acuerdo sobre víctimas y justicia transicional.

Desde fines de 2012, el gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia adelantan en La Habana un proceso de paz para tratar de poner fin a más de 50 años de confrontaciones entre las partes.

Hasta ahora las delegaciones negociadoras han llegado a acuerdos en temas clave como una reforma agraria en el país, la participación en política de los guerrilleros y la lucha frontal de las partes contra el narcotráfico.

El 23 de septiembre último, en la capital cubana, Santos y el máximo jefe de las FARC, “Timoleón Jiménez” o “Timochenko”, se pusieron de acuerdo sobre el que, según expertos, era el punto más complejo de la negociación: la justicia transicional o la forma como todos los actores del conflicto armado colombiano pagarán por sus crímenes. (I)

Associated Press