Ecuador. jueves 19 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El vicepresidente uruguayo cree que lo quieren “hundir políticamente”

Raúl Sendic

El vicepresidente de Uruguay, Raúl Sendic, cree que la oposición y parte del oficialismo lo quieren “hundir políticamente” debido a las críticas por su gestión en la petrolera estatal Ancap, la cual presidió y fue investigada por una comisión parlamentaria debido a su millonario déficit.


Publicidad

“Me quieren hundir políticamente”, dijo Sendic en declaraciones al semanario uruguayo Búsqueda publicadas este jueves y confirmadas a Efe por fuentes del entorno del vicepresidente uruguayo.

A comienzos de enero se aprobó la capitalización de la petrolera estatal -considerada la empresa más importante de Uruguay- con 622 millones de dólares a través de la condonación de una deuda que mantenía el ente público con el Ministerio de Economía.

En total, se estima que la deuda de la petrolera uruguaya supera los 800 millones de dólares y, además de la capitalización, el Gobierno ha solicitado un préstamo de 250 millones de dólares al Banco de Desarrollo de América Latina-CAF para disminuir la dependencia de Ancap de la banca privada, con la que tiene una importante deuda acumulada, según el Ministerio de Economía.

Desde la oposición se ha criticado duramente la gestión de la petrolera estatal, presidida por Sendic entre 2008 y 2013.

De hecho, la compañía fue objeto de una comisión de investigación parlamentaria que estudió el manejo del ente público entre los años 2000 y 2015 debido al millonario déficit que arrojan sus cuentas; 323 millones de dólares en 2014, que se unen a los 170 millones de dólares de 2013.

Asimismo, también desde la gobernante coalición de izquierdas Frente Amplio (FA) ha habido voces discordantes en torno a la gestión de la petrolera pública en el periodo en el cual el actual vicepresidente del Gobierno uruguayo estuvo al mando de la compañía.

“No somos ingenuos. Lo que se ha hecho de criticarme y salir a pegarme tanto desde la oposición como dentro de la fuerza política fue apuntando a la parte política. Sería ingenuo pensar que no es así; me han pegado para bajarme políticamente, con ese objetivo en mente. Y esto es así tanto desde fuera como dentro del Frente (Amplio)”, señaló Sendic.

En este sentido, el vicepresidente defendió la gestión de la petrolera estatal durante el periodo en el que estuvo al frente de la misma.

“Nada de lo que se hizo en Ancap puede ser medido en el corto plazo de tres o cuatro años. Está el caso de los biocombustibles, por ejemplo. Ahí si lo medimos solo por el precio del barril parece equivocado, pero no se está midiendo el impacto ambiental que eso tiene en el mediano y largo plazo”, aseveró.

Por otro lado, el vicepresidente también hizo alusión a su posible candidatura para las elecciones presidenciales uruguayas de 2019.

“Lo primero que hay que asegurar es que funcione este Gobierno en temas clave como la educación, el sistema de cuidados, la infraestructura. Si fallamos en eso no hay candidato que valga. No ganamos en 2019. Así que primero hay que pensar en la gestión del Gobierno y luego en los candidatos”, apuntó. EFE [I]