Ecuador. Lunes 27 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Asamblea de Venezuela debate amnistía para los presos políticos

Diputados toman juramento de sus cargos durante la instalación de la Asamblea Nacional el martes 5 de enero de 2016, en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez

Caracas, 4 feb- El debate del proyecto de ley de amnistía, que pretende poner en libertad a varios opositores presos, provocó hoy una enconada discusión en el pleno del Parlamento venezolano, entre la mayoría opositora, que clama por la “reconciliación”, y la minoría chavista, que rechaza “la impunidad”.

Publicidad

El proyecto fue aprobado en primera discusión por la mayoría calificada de la cámara para ser remitido “de manera inmediata” a la comisión permanente de política interior, leyó el secretario del Parlamento, Roberto Marrero.

Además, fueron convocados a la Asamblea, según el texto leído por Marrero, “todos los sectores que se sienten beneficiados de la misma”.

Tras su debate en comisión, el proyecto deberá volver al pleno del Parlamento para su aprobación definitiva.

La diputada de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Delsa Solórzano afirmó en su intervención que una ley de amnistía es “necesaria” en Venezuela para “lograr la reconciliación nacional”.

“Hoy, después de 17 años de odio y división, que son sin duda alguna demasiados, para un pueblo como el venezolano, que siempre se creció, se hizo grande, en la unión y en el gentilicio venezolano, nosotros debemos unirnos para salir de esta crisis y construir juntos el futuro de Venezuela”, dijo Solórzano.

El también diputado opositor Williams Dávila solicitó que se declarara “urgencia parlamentaria” para aprobar el proyecto de ley de amnistía, como un “acto que reafirma la reconciliación del alma y los corazones”.

“No estamos discutiendo aquí quién mató más o quién mató menos, (…) vengo a decir que es importante la reconciliación en el país, si nosotros queremos luchar contra la pobreza, si nosotros queremos sacar a Venezuela hacia adelante no puede ser una Venezuela dividida por reconcomios y proyectos políticos”, expresó Dávila.

La bancada oficialista rechazó categóricamente el proyecto con el que se pretende, según la diputada Nora Delgado, que se olviden “los crímenes” en contra del “pueblo inocente”.

“No se puede permitir que una minoría venga a exigir impunidad para los asesinos (…) es una minoría porque esto no es un proyecto de ley que está en el sentimiento nacional”, señaló Delgado.

El jefe de la fracción chavista del Parlamento, el diputado Héctor Rodríguez, señaló que lo que se está planteando con esa ley es que “no se castigue a los asesinos” de los 43 muertos y más de 800 heridos de las protestas antigubernamentales registradas a principios de 2014. Las protestas de la oposición venezolana fueron reprimidas violentamente por grupos armados chavistas llamados “colectivos”. La mayoría de los muertos fueron de la oposición. Los acusados por los asesinatos, y que permanecen en prisión desde entonces, son los compañeros de los que fueron asesinados durante las protestas.

“La MUD presenta una ley que para nosotros es una ley de impunidad, el hecho concreto, escribamos la narrativa que queramos escribir, es que en reiteradas ocasiones han intentado algunos sectores de oposición tomar el poder por la vía violenta”, afirmó Rodríguez.

El proyecto pretende beneficiar, entre otros, a los detenidos durante las protestas de 2014 en contra del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, entre quienes se encuentra Leopoldo López, que actualmente cumple una pena de casi 14 años de prisión por la violencia desatada en una de esas manifestaciones.

Asimismo, aspira a la liberación de otros políticos que se encuentran en prisión o bajo arresto domiciliario acusados de delitos comunes y que la oposición venezolana define como “perseguidos políticos” o “presos de conciencia”.

Al debate asistieron tanto familiares de los opositores encarcelados como Lilian Tintori, esposa de López, y la madre de este, María Antonieta Mendoza, como de algunas víctimas de las protestas de 2014 agrupados en el llamado Comité de Víctima de las Guarimbas y el golpe continuado.

Ambos grupos sacaron fotos de sus familiares y se increparon durante el desarrollo del debate, al igual que los diputados de una y otra fracción.

Maduro ha dicho en varias oportunidades que, de ser aprobada por el Parlamento, vetará la ley porque, según él, dejaría impune a los responsables de las 43 muertes registradas durante esas protestas. EFE