Ecuador. Viernes 26 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Perú abre proceso para sancionar a estatal por derrames de petróleo

Lima (EFE).- El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) de Perú informó hoy que inició un proceso para sancionar a la estatal Petroperú por dos derrames de petróleo registrados en enero y febrero en la Amazonía.

Petroperú puede recibir una multa de hasta 79 millones de soles (20,8 millones de dólares) si se comprueba que un incumplimiento de las obligaciones ambientales de la compañía causó las roturas en el Oleoducto Norperuano, cuyo crudo derramado generó un desastre ambiental en varios ríos de la cuenca amazónica.

La estatal no podrá acogerse a la reducción del 50 % de la posible multa porque es reincidente y, además, “existen indicios de que las infracciones investigadas habrían generado un daño real a la vida o salud de las personas”, por lo que además recibiría una medida correctiva, indicó el OEFA en un comunicado.

Petroperú ya fue multada por el mismo caso con 12.640.000 soles (unos 3,59 millones de dólares) por el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería, por no mantener la integridad del oleoducto.

El defensor del Pueblo, Eduardo Vega, solicitó esta semana en un oficio remitido al presidente de Petroperú, Germán Velásquez, que su compañía asegure la provisión de agua, alimentos y atención de salud a todas las personas afectadas por los derrames y que además cumpla con la compensación de los daños ocasionados.

La Defensoría del Pueblo recibió quejas de la población afectada, quienes alegan que Petroperú no fue diligente en la atención de la emergencia ambiental y social, especialmente durante los primeros días una vez que ocurrieron los hechos.

Vega requirió además a Petroperú cumplir con las medidas preventivas dictadas por el OEFA y reportar la totalidad de las compensaciones efectuadas a los afectados por los 21 derrames de petróleo acontecidos desde el 2011.

Un helicóptero de la Fuerza Aérea con trabajadores de Petroperú y del OEFA fue retenido el fin de semana por los miembros de la comunidad nativa de Mayuriaga, de la región de Loreto, que solicitaban ser incluidos en la zona declarada de emergencia por la contaminación del agua.

Los dos derrames dejaron 250 afectados de salud, en su mayoría por cefaleas causadas por el fuerte olor del petróleo, según balances presentados por el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci).

Entre los afectados está un niño de 12 años que participó en las labores de recolección del petróleo vertido y que declaró a un medio local que Petroperú le pagaba dos soles (0,57 dólares) por cada balde de hidrocarburo recogido.

El primer derrame se registró el 25 de enero a la altura del kilómetro 441 del oleoducto, en el municipio Imaza, de la región Amazonas, y vertió entre 2.000 y 3.000 barriles de crudo, que llegaron al río Chiriaco, afluente del Marañón, río que a su vez forma el Amazonas.

La segunda fuga se produjo el 3 de febrero a la altura del kilómetro 206 del mismo oleoducto, en el municipio de Morona, de la región Loreto, y derramó una cantidad aún indeterminada de petróleo que llegó a los ríos Mayuriaga y Morona, otro afluente del Marañón. EFE (I)

fgg/dmt