Ecuador. domingo 24 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Trump pide unión a republicanos ante críticas de demócratas

Donald Trump.

WASHINGTON (AP) — El republicano Donald Trump exigió el lunes que los escépticos líderes de su partido acepten la inevitabilidad de su nominación presidencial. Los demócratas respondieron con una ofensiva por varios frentes, redirigiendo su discurso y recursos para apuntar al hombre al que esperan enfrentar en una reñida elección general.


Publicidad

“Si quieren ser inteligentes, deberían aceptar este movimiento”, declaró Trump en conferencia de prensa en Washington, restando importancia a la apasionada resistencia a su candidatura por parte de ambos partidos.

“Soy un externo”, dijo el empresario. “No están acostumbrados a esto”.

Como le sucede con frecuencia, Trump fue agobiado con protestas. Un grupo de rabinos planeaba boicotear su discurso vespertino ante un grupo proisraelí.

Casi todos los precandidatos presidenciales tienen programado hablar ante la conferencia anual de la American Israel Public Affairs Committee (AIPAC), que atrae a los principales líderes judíos de todo el mundo.

El evento es una escala tradicional para los políticos estadounidenses deseosos de demostrar sus credenciales en política exterior, especialmente en los conflictos de Oriente Medio.

Hillary Clinton, ex secretaria de Estado, utilizó su discurso no solo para poner de relieve sus décadas de trabajo en la región, sino también para expresar sus dudas acerca de las credenciales y la confiabilidad de Trump.

“Necesitamos una mano firme”, dijo Clinton. “No un presidente que diga un lunes que es neutral, que el martes diga que apoya a Israel y quién sabe lo que diga el miércoles porque ‘todo es negociable”’.

La seguridad de Israel, proclamó entre aplausos, “no es negociable”.

Sus comentarios estuvieron dirigidos a Trump, quien en febrero se ganó críticas tanto de republicanos como de demócratas cuando se comprometió a ser una “especie de tipo neutro” en cuanto a Israel. Aunque Estados Unidos es oficialmente neutral frente al conflicto de Oriente Medio, su declaración significó un alejamiento de la retórica típica de los candidatos presidenciales de Estados Unidos, que regularmente apoyan fuertemente a Israel.

Clinton y sus aliados han alistado una ofensiva en tres frentes en contra de Trump, para criticar su carácter, sus antecedentes y sus polémicas declaraciones sobre mujeres y minorías. Eso comenzó el lunes con los sindicatos, miembros del Congreso y candidatos presidenciales, que incrementaron las críticas.

“Seamos honestos — @realDonaldTrump es un perdedor”, escribió la senadora Elizabeth Warren en Twitter, antes de colocar otros ocho mensajes en la red social, en los que atacó los “fracasos empresariales”, “los vergonzosos abusos” y el “narcisismo flagrante” de Trump. (I)