Ecuador. Sábado 25 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Expareja de Evo Morales dice que la drogaron y amenazaron en prisión

Gabriela Zapata, amante del presidente de Bolivia, capturada el 26 de febrero de 2016.

La Paz (EFE).- La boliviana Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales, denunció hoy que anoche fue drogada al tomar un mate en prisión y luego otra reclusa la amenazó con golpearla, tras lo cual el Gobierno le ofreció garantías sobre su integridad.

Publicidad

Zapata dijo en un contacto telefónico con la agencia nacional Fides que anoche sufrió una “situación delicada” porque resultó drogada cuando tomaba un mate.

“Anoche me han drogado con un mate las internas, me sentía muy mareada. Me han drogado, me han dopado”, insistió la mujer y aseguró que una reclusa de nombre Angela la amenazó de muerte en presencia de las policías del penal de Miraflores de La Paz.

Agregó que en esa cárcel enfrenta muchas restricciones y ni siquiera puede ver a una hija menor suya, a diferencia de lo que ocurría en el penal de Obrajes, también de La Paz, donde recibía todo tipo de visitas e incluso concedía entrevistas a los medios.

Zapata está recluida desde fines de febrero acusada por la Fiscalía de haber obtenido beneficios personales usando oficinas del Ministerio de la Presidencia para negociar con empresarios con la supuesta ayuda de su mejor amiga, una funcionaria de rango medio.

El ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, declaró que se hará un examen médico para verificar si Zapata ingirió en contra de su voluntad alguna droga en un mate suministrado en la prisión.

“Hay una cosa que quiero dejar sentada ante el país: el ministro de Gobierno públicamente garantiza la integridad física y los derechos de la ciudadana Gabriela Zapata”, dijo Romero a una radio.

Romero sostuvo que al Gobierno le interesa que Zapata diga su verdad y que, en el ejercicio de sus derechos, contribuya a aclarar todas las denuncias que existen en su contra en el ámbito judicial.

Esta semana, Zapata acusó al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, de haber mentido y traicionado a Morales y entregó a los medios copias de supuestas conversaciones privadas por WhatsApp en la que esa autoridad se dirigiría a ella en tono romántico.

El ministro Quintana ha rechazado haber tenido cualquier relación con Zapata y sostuvo que nunca la conoció.

También dijo estar a disposición de la Fiscalía para ser investigado y anunció que entregará su teléfono móvil a las autoridades para las indagaciones.

La relación de Morales y Zapata fue revelada a principios de febrero por el comentarista de televisión Carlos Valverde, quien expresó su sospecha de que la firma china Camce, donde trabajaba ella, se ha beneficiado con varios contratos millonarios del Estado.

El mandatario ha rechazado las denuncias y ha pedido que sean el Parlamento y la Contraloría General, manejados por el oficialismo, los que investiguen esas denuncias. EFE (I)

ja/gb/cav