Ecuador. Sábado 21 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Senador brasileño asegura que el “impeachment” no resuelve la crisis del país

José Serra

El senador brasileño y opositor al Gobierno José Serra advirtió hoy de que el “impeachment” de la presidenta del país, Dilma Rousseff, “no resuelve” por sí solo la crisis que atraviesa.

Publicidad

En su intervención en un seminario jurídico en Lisboa, Serra defendió cambios profundos en el sistema político brasileño y apostó por sustituir el actual régimen presidencialista por el parlamentarismo.

“Si hubiera un cambio de Gobierno, habría un clima económico a corto plazo más favorable (…) pero la política seguiría difícil”, alertó.

El senador, que ya fue ministro, gobernador, alcalde y dos veces candidato presidencial, consideró que la salida de Roussef sería “inmediatamente un factor favorable” para la economía del país, y pronosticó una caída de intereses sobre la deuda soberana del país.

“Lo prioritario es restablecer la confianza y definir qué sectores deben ser privilegiados a la hora de invertir, como las infraestructuras, la energía o las exportaciones, que son las áreas que deben impulsar la economía”, argumentó.

Serra se mostró convencido de que la presidenta “no se mantendrá” en el poder por mucho más tiempo y consideró que el “impeachment” (juicio político) “no resuelve la crisis pero es un punto” que ayudaría a solucionar los problemas de fondo.

En su intervención, el senador consideró que “gran parte de lo que está ocurriendo en Brasil se debe al sistema político” vigente, y apostó por hacer alteraciones que permitan “cambiar de Gobierno sin necesidad de derribarlo, sin ‘impeachment'”.

“Yo viví el golpe militar de 1964 en Brasil y el de 1973 en Chile, pero puedo decir que la situación que se vivía entonces era menos compleja que ahora”, aseveró.

Pese a reconocer los avances conseguidos desde la entrada en vigor de la actual Constitución, en 1988, sobre todo a la hora de reducir la pobreza, mejorar la Sanidad y recortar las distancias sociales, Serra lamentó que la Carta Magna no se limite “a fijar las reglas del juego, sino también a influir en el resultado”.

Durante su alocución recordó el período de casi 15 años de “superinflación” vivido por el país y acusó al ex presidente Lula da Silva de propiciar la pérdida de competitividad de Brasil con el continuo retroceso de la industria nacional.

“El crecimiento económico en estos casi 30 años fue mediocre”, destacó Serra, para quien Lula da Silva aplicó un programa económico “radical” basado en fomentar el consumo por encima de todo.

El senador fue hoy uno de los ponentes en Lisboa del cuarto seminario en Derecho luso-brasileño, que lleva por título “Constitución y crisis” y que generó polémica en Brasil por la presencia de numerosos líderes opositores al Gobierno de Dilma Rousseff. EFE (I)

Publicidad