Ecuador. Lunes 16 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Corea del Norte asegura que no utilizará armas nucleares a menos que sea atacada

Un hombre observa una pantalla de televisión en la que puede verse un lanzamiento de un misil norcoreano, en la estación ferroviaria de Seúl, Corea del Sur, el viernes 18 de marzo de 2016. El letrero en la pantalla dice: "El misil pone a toda Corea del Sur y a parte de Japón dentro del rango de alcance". Corea del Norte desafió resoluciones de las Naciones Unidas al disparar al mar un misil balístico de medio alcance el viernes 18 de marzo, dijeron funcionarios de Seúl y Washington, días después de que el líder Kim Jong Un ordenó pruebas de armas vinculadas a su objetivo de desarrollar un misil nuclear de largo alcance capaz de llegar a Estados Unidos. (Foto AP/Ahn Young-joon)

Pyongyang (EFE).- El líder norcoreano Kim Jong-un ha asegurado que Corea del Norte es un “estado con armas nucleares responsable” y que no usará su arsenal atómico si no es atacado previamente.

Publicidad

“Como un estado con armamento nuclear responsable, nuestra república no usará armas atómicas a menos que su soberanía sea invadida por fuerzas agresivas y hostiles con armas nucleares”, dijo Kim en declaraciones recogidas hoy por la agencia estatal norcoreana KCNA, durante la tercera jornada del congreso del partido único que se celebra estos días a puerta cerrada.

El líder norcoreano aseguró que Corea del Norte “cumplirá fielmente sus obligaciones para la no proliferación (nuclear) y luchará por la desnuclearización global”, aunque volvió a dejar claro al mismo tiempo que Pyongyang no abandonará su política de desarrollo nuclear y económico adoptada en 2013.

Kim aprovechó la apertura el viernes del VII Congreso del Partido de los Trabajadores, que se celebra por primera vez desde 1980 y que durará tres o cuatro días, para defender su política conocida como “Byeongjin” que consiste en impulsar a la vez el progreso económico y el desarrollo nuclear.

En lo que respecta a sus relaciones exteriores, el líder norcoreano dijo que Pyongyang está abierto a mejorar y normalizar las relaciones con aquellos países que respeten la soberanía de la República Popular Democrática de Corea (DPRK)-nombre oficial de Corea del Norte- y sean amistosos con ella, aunque hayan sido hostiles hacia ella en el pasado.

Corea del Norte ha pedido en reiteradas ocasiones que las tropas estadounidenses que permanecen en la vecina Corea del Sur abandonen el país, y que ambos terminen con sus ejercicios militares conjuntos anuales, que el régimen norcoreano considera un simulacro de invasión y que suele generar tensión en la península.

En cuando a las relaciones intercoreanas, Kim ofreció mantener conversaciones militares entre las dos Coreas en un intento de aliviar la tensión regional.

“Si se llevan a cabo conversaciones militares, ayudarían a eliminar los riesgos de conflicto a lo largo de la frontera y a aliviar la tensión”, declaró el líder, quien también hizo hincapié en la necesidad de una unificación autosuficiente, destacando la visión de sus antecesores en este tema. EFE (I)

raa-mra/fg

Publicidad