Ecuador. Martes 25 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Brasil, soprendida de que El Salvador retire embajador pese a cooperación que le da

Michel Temer Foto: .wscom.com.br

Brasilia, 16 may (EFE).- El nuevo Gobierno de Brasil acusó hoy a El Salvador de “desconocer la Constitución y la legislación Brasileña”, después de que el país centroamericano anunciara que no reconoce el Ejecutivo interino de Michel Temer, y pidió que “reconsidere su postura”.


Publicidad

En un comunicado, el ministerio de Relaciones Exteriores resaltó que la decisión de El Salvador de “suspender los contactos oficiales” revelan un “profundo desconocimiento” del juicio político iniciado contra la mandataria Dilma Rousseff y del “pleno funcionamiento de las normas e instituciones democráticas del país”.

El país suramericano “extraña especialmente tantos equívocos, una vez que El Salvador mantiene intensas relaciones económicas con Brasil y es el mayor beneficiario de cooperación técnica brasileña en toda América Central”, subraya la cancillería.

El Ejecutivo interino resaltó que espera que el Gobierno de El Salvador “reconsidere su postura”, “basándose en una evaluación objetiva y actualizada de la realidad” y que respete las “instituciones brasileñas y los principios que rigen las relaciones entre los dos países“.

La pasada semana el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, anunció que no reconocerá al Gobierno interino de Michel Temer en Brasil, por considerar que la suspensión de Dilma Rousseff es “una manipulación política” que ha llevado a “la configuración de un golpe de Estado”.

Además, informó que “como parte del proceso anunciado” se ha llamado a consultas a la embajadora salvadoreña en Brasil, Diana Marcela Vanegas, para abordar la crisis que se desarrolla en dicho país.

Desde que asumió el poder, el pasado 12 de mayo, el Gobierno de Temer ha elevado el tono en política exterior y la semana pasada rechazó las opiniones proferidas por la Unasur y la Alba, y por los Ejecutivos de Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador y Nicaragua en relación a la suspensión de Rousseff por parte del Congreso.

La cancillería acusó a los “bolivarianos” de “propagar falsedades” y “repudia” las declaraciones del secretario general de la Unasur, el exmandatario colombiano Ernesto Samper, por considerarlas “incompatibles” con su cargo. EFE