Ecuador. Domingo 4 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Continúa la purga de las Fuerzas Armadas en Turquía

El primer ministro turco, junto al alto mando militar en Ankara.

Las detenciones de militares han continuado hoy en Turquía para purgar las Fuerzas Armadas de eventuales simpatizantes del fallido golpe militar del 15 de julio, y hoy mismo fueron arrestados 283 soldados de la Guardia Presidencial, informó la agencia semipública Anadolu.

Publicidad

Se trata de más de la décima parte de los integrantes de este cuerpo, de 2.500 miembros, fundado en 1920, cuya función es velar por la seguridad del jefe del Estado.

Estos arrestos se agregan a los más de 6.000 militares detenidos desde el golpe y acusados de simpatizar con la cofradía de Fethullah Gülen, un predicador exiliado en Estados Unidos al que el Gobierno turco considera el instigador de la asonada.

Según un recuento realizado hoy por la cadena NTV, 125 generales y almirantes han sido detenidos, de los que 119 han pasado a prisión preventiva y cuatro han quedado en libertad.

El ministro turco del Interior, Efkan Ala, precisó hoy que el total de detenidos alcanza las 10.607 personas y el de los acusados que han pasado a prisión preventiva por orden judicial, asciende a 4.496.

El gran número de detenidos es uno de los factores que han motivado la primera medida tomada por el Gobierno al amparo del estado de emergencia, vigente desde ayer: alargar el periodo de detención provisional, sin acusación, de 4 a 7-8 días, explicó hoy el ministro de Justicia, Bekir Bozdag.

“Necesitamos un lugar amplio. Para poder juzgarlos en condiciones debemos acondicionar un sitio. No hace falta un tribunal especial; a los conspiradores del golpe se les juzgará por delito grave, está claro, pero tardará mucho y mientras tanto, estos tribunales no pueden recibir otros casos”, reflexionó el ministro.

“En la primera fase, el periodo de arresto (antes de acusación) será de 7-8 días; si hace falta pensamos que se podrá prorrogar”, agregó.

Su colega del Interior agregó en una entrevista con la cadena NTV que su Ministerio ha anulado hoy los pasaportes de 10.856 personas, sin precisar más detalles.

La prohibición general a los funcionarios de viajar al extranjero fue matizada hoy, al aclarar que pueden hacerlo si aportan una carta con el visto bueno de sus superiores, aunque no se dará permiso a ningún funcionario de viajar ni a Chipre del Norte ni a Georgia.

Por otra parte, el Consejo Superior de Educación (YÖK), del que dependen las universidades, anunció hoy que la prohibición total de viajar al extranjero, en vigor desde el miércoles para el personal universitario, no se aplicará a los ciudadanos extranjeros empleados en universidades turcas.

Las autoridades han suspendidos de sus puestos de trabajo a 44.500 empleados públicos, la gran mayoría en el Ministerio de Educación, a lo que se suma la anulación de la licencia a 21.000 docentes de la enseñanza privada.

Hoy, además, las autoridades de control bancario turcas han retirado la licencia a Bank Asya, que fue durante años uno de las mayores bancos de Turquía y buque insignia de la red de empresas vinculadas a la cofradía de Gülen, pero que ya había sido intervenido y puesto bajo control del Estado en mayo de 2015.

Ala recordó que el Gobierno puede emitir decretos que se impongan a las leyes vigentes, pero reiteró que “la vida de los ciudadanos no sufrirá ningún cambio”.

El diario Hürriyet avanzó este viernes otras medidas supuestamente en estudio, que aún no han sido confirmadas por las autoridades, como la confiscación de las propiedades de quienes sean sospechosos de golpismo, hasta que concluya la investigación.

Además, siempre según Hürriyet, los funcionarios que sean sospechosos de pertenecer a la cofradía de Gülen serán despedidos sin ningún tipo de compensación, mientras que los simpatizantes serán degradados en sus cargos.

También se cerrarán escuelas, fundaciones y asociaciones que se crean vinculadas al predicador islamista.

El Gobierno ha anunciado que el ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, y el de Justicia, Bekir Bozdag, viajarán la semana entrante a Estados Unidos, a cuyas autoridades intentarán convencer para que extraditen a Gülen, quien ha negado toda implicación en la asonada.

Para convencer a todos del carácter “terrorista” de los golpistas, Turquía enviará al mundo vídeos que muestran los momentos del ataque, según prometió el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en una alocución hoy en el Parlamento. EFE (I)

Publicidad