Ecuador. Miércoles 7 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Joven de 18 años, alemán-iraní, autor de la matanza de Múnich, en un ataque de locura

David S, autor de la matanza en Munich, del 22 de julio de 2016.

Berlín, 23 jul (EFE).- El autor del tiroteo del centro comercial de Múnich era un alemán-iraní de 18 años residente en la capital bávara, informó hoy la Policía, tras confirmar que el balance de víctimas mortales es de diez muertos, el agresor incluido, quien se suicidó.

Publicidad

Inicialmente se lo indentificó como David S.. pero luego se ha revelado que su nombre es Alí David Sonboly. La Fiscalía de Múnich asume que el tiroteo protagonizado ayer fue un acto de locura.

El joven, que residía con sus padres en unos apartamentos sociales donde viven numerosos extranjeros, había padecido presuntamente algún tipo de transtorno depresivo, según las primeras investigaciones, y no se han hallado indicios que lo relacione con el Estado Islámico (EI) o que apunten a motivaciones políticas o religiosas.

El chico fue grabado en una azotea profirieron gritos y, según la transcripción del diario “Süddeutsche Zeitung”, se define como alemán, de un barrio de Hartz IV (con alto porcentaje de receptores de ayuda social) y afirma: “Por vosotros he sufrido ‘mobbing’ durante siete años; tuve que comprarme un arma y mataros a todos”.

Se conoce como “mobbing” a una forma de “bullying” que puede suceder en los lugares de trabajo: se trata de un acoso laboral, generalmente producido por compañeros.

En una rueda de prensa en Múnich, la policía informó de que se investiga una cuenta de Facebook que pudo haber pirateado el joven para invitar a conocidos a acercarse a al local de McDonald´s en el que comenzó el ataque. Según nueva información, el muchacho hackeó la página del restaurante y ofreció hamburguesas gratis al que vaya a la hora en que se perpetró la masacre.

Tras el tiroteo, el joven, nacido en Múnich y sin antecedente policiales, se alejó del centro comercial y se suicidó con la misma pistola que había utilizado, una nueve milímetros adquirida de forma ilegal, ya que tiene la numeración borrada.

En la mochila que llevaba la policía encontró cargadores con 300 balas.

El director de la policía de Múnich, Hubertus Andrä, dejó claro que actuó solo e hizo también hincapié en no relacionar el hecho con los refugiados.

Lanzó además un mensaje de tranquilidad: “no hay ningún motivo para no visitar la ciudad, para no salir a comprar o para suspender eventos”, aseguró.

Entre los nueve muertos hay tres de 14 años, dos de 15, uno de 17, uno de 19, uno de 20 y una de 45 años, todos de Múnich y alrededores.

La primera alarma saltó sobre las 15.50 GMT y en cuanto saltó la noticia empezaron a llegar todo tipo de informaciones acerca de otros tiroteos o sucesos en la ciudad, lo que motivó la gran confusión generada alrededor del ataque, indicó la fuente.

Según las investigaciones en curso, el agresor no tiene antecedentes policiales y vivía en Múnich desde hace unos años. EFE

El joven atacante, en la terraza del centro comercial desde donde disparaba. Twitter.

El joven atacante, en la terraza del centro comercial desde donde disparaba. Twitter.

Publicidad