Ecuador. Sábado 24 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Erdogan agradece a Putin su incondicional apoyo durante la intentona golpista

El presidente turco, Recep Tayip Erdogan, agradeció hoy personalmente a su homólogo ruso, Vladímir Putin, el incondicional apoyo brindado en los primeros minutos de la intentona golpista en su país, al inicio de la cumbre bilateral que se celebra en San Petersburgo.

Publicidad

“Su llamada (telefónica) inmediatamente después del intento del golpe nos alegró mucho a mí, a mis colegas y a nuestro pueblo”, dijo Erdogan al comienzo de la reunión, retransmitida en directo por la televisión rusa.

Putin respondió a su colega, que realiza su primera visita al exterior desde la intentona golpista, que Rusia “siempre se manifiesta categóricamente contra cualquier intento de actuar inconstitucionalmente”.

“En este sentido, quiero expresar mi esperanza de que bajo su gobierno, el pueblo turco resolverá este problema y el orden constitucional será restituido”, agregó.

El mandatario ruso expresó su confianza de que la reunión de hoy servirá para superar las tensiones entre Moscú y Ankara.

“Su visita de hoy, pese a la compleja situación política interna en Turquía, muestra que todos nosotros queremos la reanudación de nuestro diálogo, el restablecimiento de las relaciones en aras de los intereses de los pueblos de Turquía y Rusia”, dijo a su huésped el jefe del Kremlin.

Putin indicó que en la cumbre se abordará el restablecimiento de los vínculos comerciales entre ambos países y asuntos relativos a la cooperación en la lucha antiterrorista.

“Creo que con los pasos que daremos hoy comenzaremos un proceso más amplio (de cooperación)”, respondió el presidente turco.

La cumbre ruso-turca fue acordada después de que a finales de junio Erdogan pidiera perdón por el derribo del avión de combate ruso en la frontera con Siria, incidente en el que uno de los pilotos fue ametrallado cuando descendía en paracaídas.

Las disculpas turcas permitieron iniciar el proceso de normalización de unas relaciones entre ambos países, prácticamente congeladas desde noviembre de 2015, con el consiguiente coste político y económico.

Putin y Erdogan no tienen previsto firmar acuerdos, pero deben acordar la hoja de ruta del gradual levantamiento de las sanciones, en particular del embargo a los productos agrícolas turcos, que hizo mucho daño a la economía de ese país.

Turquía está más que interesada en la pronta reanudación de los vuelos chárter, ya que el turismo ruso es una de las principales fuentes de ingresos del sector.

El pasado año 3,6 millones de turistas rusos visitaron Turquía, mientras en los primeros cuatro meses de este año menos de cien mil viajaron a ese país.

En cuanto a los intercambios comerciales, estos cayeron un 43 por ciento en los primeros cincos meses del año.EFE (I)

Publicidad