Ecuador. Jueves 29 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Son más de 25.000 los civiles que aún esperan ayuda en el sur de Afganistán

Foto Cortesía AFP

Kabul (EFE).- El número de civiles desplazado por combates entre fuerzas afganas e insurgentes que requiere con urgencia ayuda ha aumentado hasta unos 25.000 en Helmand, en el sur de Afganistán, sin que pueden llegar aún víveres pese al desbloqueo de una ruta clave para su envío, informaron hoy fuentes oficiales.

Publicidad

“Pese a que el control de la carretera está desde la operación de ayer en manos de las fuerzas de seguridad, no está reabierta al tráfico porque los talibanes colocaron minas terrestres”, dijo a Efe el director provincial del departamento para los Refugiados afgano, Naqib Zmaryal.

El director aseguró que la reapertura al tráfico de esta ruta no se espera hasta el próximo martes, mientras las fuerzas de seguridad eliminan los explosivos en la ruta entre la capital provincial, Lashkargah, y la vecina provincia de Kandahar, que durante seis días estuvo bajo control de los talibanes.

“Hemos planeado distribuir dinero entre algunas familias desplazadas en los próximos dos días, para que puedan comprar ellas mismas lo que necesiten hasta que recibamos la ayuda desde Kandahar”, indicó.

Zmaryal sentenció que “los problemas de esta pobre gente crecen día a día”.

Los desplazados se hacinan en casas de familiares o sobreviven en la calle sin suficiente agua, comida, medicinas ni ropa, desde que hace más de una semana huyeron a Lashkargah o a zonas más seguras de varios distritos de Helmand ante el avance de los talibanes.

El portavoz del gobernador provincial, Toryalai Hemat, declaró a Efe que han sido enviadas tropas de refuerzo a la capital y a distritos vecinos.

“Esperamos que la situación mejore en los próximos días”, manifestó el portavoz.

Al menos 25 supuestos insurgentes murieron, entre tres de sus comandantes, en las últimas 24 horas en combates en tres distritos alrededor de Lashkargah, en los que también falleció al menos un miembro de las fuerzas de seguridad y dos sufrieron heridas, de acuerdo con Hemat.

Los insurgentes lanzaron hace semanas una ofensiva en Helmand, donde desde el pasado octubre controlan un área de Lashkargah, uno de sus logros militares más importantes de los últimos años.

Los talibanes han ganado terreno en varias zonas de Afganistán tras el fin de la misión de combate de la OTAN en 2014 y desde finales de 2015 dominan casi un tercio del territorio, según datos de Estados Unidos. EFE (I)

bks-lar/cmm

Publicidad