Ecuador. Lunes 26 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Argentina: Condenan a prisión a 28 acusados de represión durante la dictadura

BUENOS AIRES (AP) — El exjefe del tercer cuerpo del ejército Luciano Benjamín Menéndez, uno de los símbolos de la última dictadura argentina, fue condenado el jueves a prisión perpetua con otros 27 exintegrantes de las fuerzas armadas por violaciones a los derechos humanos cometidas en un centro clandestino de detención.

Publicidad

Menéndez, de 89 años y quien ya cumple prisión por otras causas, fue condenado por el tribunal oral federal 1 de la provincia central de Córdoba por 282 desapariciones, 52 homicidios, 260 secuestros y 656 casos de torturas, entre otros hechos, ocurridos en el centro “La Perla” y en otros lugares de detención durante la dictadura (1976-1983) y en el gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón durante el cual actuaron bandas paraestatales que reprimieron a activistas políticos y guerrilleros.

Menéndez, quien durante el juicio sostuvo que “no hubo represión ilegal alguna”, es el represor más condenado desde que se reiniciaron en los últimos años los juicios por delitos de lesa humanidad.

Los excapitanes del ejército Héctor Pedro Vergez y Ernesto Barreiro, que dirigían el centro de confinamiento, también fueron condenados a prisión perpetua en el juicio que comenzó en diciembre de 2012 en Córdoba, unos 700 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, y por el cual desfilaron cerca de 600 testigos y 43 imputados.

El tribunal integrado por cuatro jueces resolvió por unanimidad condenar a 28 imputados a penas de prisión perpetua. Otros 10 recibieron condenas de entre dos años y seis meses hasta 21 años de prisión y cinco fueron absueltos.

La causa aglutinó una veintena de expedientes sobres crímenes de lesa humanidad cometidos principalmente en ese centro y en otros por bandas paramilitares, parapoliciales, el ejército y la policía en la provincia de Córdoba durante el régimen de facto y en los años previos de fuerte conflictividad política.

Los acusados fueron considerados culpables de delitos contra 716 víctimas como privación ilegítima de la libertad, privación agravada por el carácter de funcionario público, tormentos agravados, tormentos seguidos de muerte, robo calificado, secuestro, violación agravada, homicidio calificado y sustracción de menor.

En 71 casos de asesinatos se pudieron identificar y recuperar los restos de las víctimas.

El centro de “La Perla” es considerado como el más grande del interior del país y estuvo bajo jurisdicción del ejército.

La lectura de las sentencias fue escuchada en la sala de audiencias por dirigentes de organismos de derechos humanos, funcionarios y legisladores. En los alrededores de la sede del tribunal miles de personas siguieron el desarrollo del proceso. Las lecturas de cada sentencia fueron seguidas por una multitud expectante que aplaudió cuando el presidente del tribunal, Jaime Díaz Gavier, terminó de leer el veredicto.

Juan Schiaretti, gobernador de Córdoba y presente en el juicio, definió a “La Perla” como el “símbolo del horror, la barbarie y los crímenes de lesa humanidad” cometidos por la dictadura militar en esa provincia.

“La justicia de la democracia trabajó de manera impecable garantizando a los acusados la posibilidad de ser juzgados, algo que ellos le negaron a sus víctimas”, afirmó el gobernador cordobés a periodistas.

Durante la dictadura desaparecieron unas 30.000 personas, según organismos de derechos humanos. Un informes oficial señala, en tanto, que 7.636 personas fueron “víctimas de la desaparición forzada y de asesinato” entre 1976 y 1983, aunque reconoce que no representan a la totalidad. (I)

The Associated Press

Publicidad