Ecuador. Domingo 25 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Milicias kurdo sirias se repliegan para preparar eventual ofensiva a Al Raqa

La mayoría de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza kurdo árabe respaldada por EEUU, se ha replegado al este del río Éufrates para prepararse para liberar la ciudad de Al Raqa, capital del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria, según el portavoz de la coalición antiterrorista.

Publicidad

El portavoz de la operación “Determinación Inherente” explicó en su cuenta de Twitter que este movimiento de efectivos tiene el objetivo de prepararse para “la eventual liberación de Al Raqa”.

Según esta fuente, la mayoría de los efectivos de la alianza kurdo árabe se han retirado a la ribera oriental del Éufrates pero en la orilla occidental quedan “algunas fuerzas para terminar de desactivar explosivos como estaba planeado”.

Esta confirmación se produce después de que la agencia estatal de noticias turca Anadolu y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos señalaran que las milicias kurdo sirias habían comenzado a retirarse de la zona oriental del Éufrates, como demandaba Ankara.

Esta retirada acontece después de que en los últimos meses se hicieran con el control de la ciudad de Manbech y amplias zonas de sus alrededores, en la ribera occidental, que estaban en manos del EI.

Las mismas Unidades de Protección del Pueblo, que encabezan las FSD, dijeron en un comunicado que sus fuerzas “terminaron con éxito las misiones en Manbech y sus alrededores, y regresaron a sus bases” tras entregar la administración y protección de la zona a un consejo militar y un consejo civil local.

No obstante, el Observatorio informó anteriormente que esa fuerza multiétnica ha consolidado en la últimas horas su control sobre siete pueblos situados a unos 20 kilómetros al noreste de Manbech, y avanza hacia la localidad de Yarábulus.

Por su parte, los rebeldes respaldados por Turquía avanzaron hacia pueblos situados aproximadamente a 8 kilómetros al suroeste Yarábulus.

La operación turca, bautizada como “Escudo del Éufrates” y coordinada con la coalición internacional y facciones rebeldes sirias, expulsó al grupo terrorista Estado Islámico (EI) de Yarábulus en menos de 15 horas.

El primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, insistió anoche en que todo el área fronteriza siria en la ribera occidental del Éufrates alrededor de la localidad de Yarábulus debe ser limpiada de elementos “terroristas”, tanto del EI como de las milicias kurdo sirias.

Turquía ha repetido que su línea roja era el río Éufrates y que, si las milicias kurdas conquistaban territorios al oeste de esa vía fluvial, tal como ha sucedido, iba a tomar cartas en el asunto.

EEUU solicitó ayer a la milicia kurdo siria, conocida por su valía en la lucha contra los yihadistas, que se retire a la ribera oriental del Éufrates o perderá el apoyo que les brinda. EFE (I)

Publicidad