Ecuador. Sábado 1 de octubre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Venezuela expulsa a un periodista de EE.UU. en la víspera del “Caracazo”

Jim Wyss

El periodista estadounidense Jim Wyss, corresponsal del rotativo “The Miami Herald” en la región andina, fue detenido hoy en Caracas y posteriormente expulsado a Panamá en la víspera de una marcha opositora en el país suramericano, según informó su periódico.

Publicidad

Wyss llegó a Caracas el martes procedente de Bogotá, ciudad en la que reside, para cubrir la movilización opositora que este jueves reclamará un referendo revocatorio contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

De acuerdo con “The Miami Herald”, a las 17.21 hora local (23.21 GMT) de este miércoles Wyss envío un correo electrónico a la redacción del rotativo con este contenido: “Estoy siendo detenido por inmigración”.

Tras no saber nada de él durante horas, el periodista volvió a comunicarse con sus superiores para explicar que las autoridades venezolanas lo estaban expulsando del país en un vuelo hacia Panamá por no tener los papeles en regla.

Según el periódico, Wyss ingresó a Venezuela con un visado de periodista con vigencia hasta octubre.

Posteriormente, Wyss divulgó unos mensajes en Twitter en los que aseguró que estaba “de camino a casa antes de lo esperado” y dijo que “los agentes venezolanos fueron amables y profesionales dadas las circunstancias”.

“Jym Wiss viajó a Venezuela como periodista para cubrir un tema de extrema importancia para nuestros lectores y para Latinoamérica. Estaba haciendo su trabajo cuando lo detuvieron”, dijo Aminda Marqués, editora ejecutiva del The Miami Herald.

En 2013 Wyss fue detenido por las autoridades venezolanas en una zona fronteriza de ese país con Colombia y trasladado a Caracas.

El motivo de la detención fue que Wyss no tenía permiso para trabajar como periodista en Venezuela y tras 48 horas bajo custodia fue entregado a la embajada de EE.UU. en Caracas. EFE (I)

at/nrp

Publicidad