Ecuador. Viernes 30 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Paz colombiana debe construirse en territorios no desde escritorios: expertos

ARCHIVO - En imagen de archivo del 23 de junio de 2016, el presidente cubano Raúl Castro, centro, reúne al presidente colombiano Juan Manuel Santos, izquierda, y al comandante de las FARC Rodrigo Londono, mejor conocido como Timochenko, durante una ceremonia de firma de cese del fuego en la Habana, Cuba. Santos anunció el viernes 2 de septiembre que firmará un acuerdo de paz con las FARC el 26 de septiembre en Cartagena. (AP Foto/Ramón Espinosa, archivo)

Cartagena (Colombia), (EFE).- La paz de Colombia, que se alista a poner fin por la vía negociada a 52 años de conflicto armado con la guerrilla FARC, debe construirse en los territorios y no desde los escritorios, coincidieron hoy expertos reunidos en esta ciudad.

Publicidad

“Uno de los logros que debemos alcanzar con la construcción de esta paz es que aquí tengamos una sola Colombia en donde no haya ciudadanos de primera y de segunda sino que se cumpla el principio constitucional de que todos debemos ser iguales ante la ley”, dijo a Efe el director de la Federación Nacional de Departamentos, Amylkar Acosta.

El dirigente, que participó en el foro internacional “Futuro Colombia. Paz, desarrollo y sostenibilidad”, señaló que “aquí hay dos Colombias”, una de las cuales describió como profunda, olvidada, relegada, desestimada.

A juicio de Acosta, será en los territorios donde deben ponerse en marcha distintas iniciativas ahora que el país quiere “pasar esa página de la guerra”.

“Es en el territorio donde se han dado las tomas guerrilleras, se han dado los combates, ahí se han puesto los muertos, los heridos, de allí han sido desplazados siete millones de colombianos”, recordó, al indicar que muchas de estas zonas sufren los efectos de la minería ilegal, el contrabando y los cultivos ilícitos.

El también exministro anticipó además la posibilidad de que se exacerben los conflictos sociales tras la firma de los acuerdos, al indicar que en muchas protestas sociales “muy seguramente los interlocutores con que se va a encontrar el Gobierno ya no son a los que estamos acostumbrados sino muchos líderes de la guerrilla”.

Sobre el plebiscito que los colombianos votarán el próximo 2 de octubre para aprobar o no el acuerdo de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Acosta aseguró que lo que sucederá ese día “nos trasciende a todos nosotros, porque los colombianos y las colombianas nos estaremos jugando el todo por el todo”.

“Si gana el ‘sí’ estamos dejando atrás estos 52 años de guerra y de confrontación que se ha tenido con las FARC. Si decimos ‘no’, estaríamos dando un salto al vacío, porque no es verdad de que votando el ‘no’ vamos a tener un mejor acuerdo. No hay sino este acuerdo que se ha construido en casi cuatro años”, apuntó.

También el presidente de la Fundación para la Reconciliación, padre Leonel Narváez, se refirió al plebiscito y señaló que aunque prevé una victoria del ‘sí’, “de algún modo va a quedar una grande franja de colombianos que siguen creyendo en el ‘no'”.

“Colombia necesita que los colombianos nos desacostumbremos a la violencia, a la revancha, a la venganza”, agregó y propuso que se dé paso a una “cultura de perdón y de reconciliación”.

Al aludir al acuerdo, destacó que aunque se logre “solo un uno por ciento de paz”, ese “uno por ciento se reproduce y va creando dos y va creciendo a tres”.

“El problema es cuando una nación se centra en la guerra, la guerra también va creciendo y se va reproduciendo”, advirtió Narváez, y confió que en Colombia “la paz va a generar más paz”.

Por su parte, el director de la Fundación para el Desarrollo Integral del Pacífico, Alejandro Eder, resaltó que esta “es una oportunidad por primera vez en medio siglo de mirar para adelante”.

“En Colombia llevamos desde nuestra existencia republicana peleando distintas guerras civiles y pasando por distintos tramos de violencia, nosotros tendemos a mirar mucho el momento y a mirar siempre hacia atrás, a ver quién hizo qué y de quién es la culpa (…) Pero nunca hemos parado para mirar para adelante”, sentenció.

“Paremos y miremos para delante, porque tenemos una ventana para sacar a Colombia definitivamente de la pobreza y eso está a nuestro alcance”, complementó Eder, y subrayó que el desarrollo del país “pasa por hacer las cosas bien”. (I)

Publicidad