Ecuador. Lunes 26 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Piden a la Justicia tasar y bloquear bienes de herencia de Kirchner

Foto: .eldestapeweb.com

Buenos Aires,  (EFE).- La Unidad de Información Financiera (UIF) de Argentina pidió a la Justicia tasar e inhibir los bienes en sucesión del fallecido expresidente (2003-2007) Néstor Kirchner y que se designe un administrador hasta que se defina la situación judicial de su viuda, la exmandataria Cristina Fernández, y sus hijos.

Publicidad

Según informó la agencia estatal de noticias Télam, la UIF hizo la solicitud al juez federal Julián Ercolini, quien encabeza una causa que investiga, entre otros, presuntos delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito en Hotesur, empresa administradora de hoteles de la que es accionista.

El expediente busca determinar si Kirchner, fallecido en 2010 por un paro cardiorrespiratorio, y la expresidenta (2007-2015) Fernández, así como sus hijos Florencia y Máximo, resultaron beneficiarios en forma “sistemática y coordinada” de los pagos que los empresarios adjudicatarios de obra pública “favorecidos” por el Estado “habrían realizado a favor de ellos”.

Sin embargo, en esta causa la Justicia todavía no ha determinado si la expresidenta o sus hijos deben ser citados a declaración indagatoria.

Es así que la UIF solicitó a Ercolini que ordene “tasar e inhibir los bienes en sucesión” de Kirchner y que se les designe un administrador judicial hasta que se defina la situación de su viuda e hijos.

Ya el pasado julio, la Justicia dispuso el embargo sobre 5,7 millones de dólares de cuentas y cajas de seguridad de propiedad de Florencia, un dinero que la joven dijo era producto de la herencia de su padre y de la cesión de gananciales que efectuó su madre.

Además, el juez federal argentino Claudio Bonadio ordenó congelar ese mismo mes las cuentas bancarias de Fernández hasta que acepte el embargo por 15 millones de pesos (alrededor de un millón de dólares) que se le fijó al ser procesada en la causa que investiga la venta de futuros de dólar en el Banco Central durante su mandato.

Antes, Bonadio ya había dictado la inhibición general de bienes de la expresidenta, una medida cautelar que afecta a todos los bienes inmuebles y muebles registrables, lo que impide que pueda venderlos o hipotecarlos.

El magistrado también ordenó inmovilizar los fondos de la cuenta de la sucesión de Kirchner.

El caso Hotesur se abrió a raíz de una denuncia presentada en noviembre de 2014 por la diputada opositora Margarita Stolbizer, quien acusó a Fernández y a otros altos cargos del Gobierno de entonces de presuntos delitos de violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad en la gestión de la empresa.

Stolbizer aseguraba que el Hotel Alto Calafate, un establecimiento de lujo situado en la villa turística de El Calafate (sur) propiedad de Hotesur, podría ser un alojamiento “fantasma” usado en su momento por el matrimonio Kirchner para hacer supuestos negocios irregulares junto al empresario Lázaro Baez. EFE

rgm/nrp

Publicidad