Ecuador. Martes 27 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Condenan al estado colombiano por crimen periodista Garzón

Periodista y humorista colombiano Jaime Garzón que fue asesinado en 1999 Foto: www.semana.com

BOGOTA, Colombia (AP) — Una alta corte condenó el miércoles al estado colombiano por el asesinato del reconocido periodista y humorista Jaime Garzón ocurrido en 1999.

Publicidad

La condena del Consejo de Estado recayó en el Ministerio de Defensa y en el extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) o policía secreta “por su responsabilidad agravada” en el homicidio de Garzón, dijo en un comunicado el alto tribunal.

Señaló que el caso se constituyó en un delito de lesa humanidad.

El fallo ordena al Estado a pagar 700 millones de pesos (235.480 dólares) a los hermanos de Garzón por los daños morales ocasionados. Adicionalmente obliga al director de la policía y al comandante del ejército ofrecer excusas en un acto público a los familiares del periodista, que al momento de su muerte tenía 38 años.

La hermana de Garzón, Marisol, dijo por teléfono que no daría declaraciones hasta tanto se reuniera con sus abogados para analizar los alcances de la sentencia.

El Consejo de Estado dijo que quedó probado que un coronel en retiro del ejército —Jorge Eliécer Plazas— y un ex subdirector del DAS —José Miguel Narváez— no sólo le hicieron seguimientos ilegales a Garzón, sino que además compartieron dicha información con el otrora jefe paramilitar Carlos Castaño.

De acuerdo con testimonios aportados durante el proceso, tanto Plazas como Narváez acusaban a Garzón de simpatizar con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) por las mediaciones que hacía con la guerrilla para la liberación de secuestrados y “de ahí que conminaran a Castaño a atentar contra su vida”.

Plazas y Narváez están actualmente en prisión, mientras que Castaño fue asesinado en 2004 por sus hombres, al parecer por órdenes de su hermano José Vicente Castaño.

“Es claro para (el tribunal)… que en la época y el lugar de los hechos se presentaron actos de la más alta gravedad, en los que miembros de las fuerzas regulares del Estado se aliaron con grupos al margen de la ley, paramilitares, para permitir y coadyuvar la actividad delictual de estos últimos”, se lee en el documento de 69 páginas.

Garzón fue asesinado en Bogotá el 13 de agosto de 1999 cuando se dirigía a trabajar a una radioemisora.

Hasta ahora solo Castaño había sido condenado por el asesinato.

Los personajes del humorista incluían a un anciano derechista y al portero de un edificio, que él llamaba Colombia, a través de quienes describía los problemas y complejidades del país.

Otro personaje, un humilde lustra botas, entrevistaba a los más famosos personajes del mundo de la política, la farándula, la Iglesia y el deporte medio en chiste medio en serio, haciendo las más punzantes críticas.

El funeral de Garzón en la céntrica Plaza de Bolívar fue uno de los actos masivos y espontáneos más grandes realizado en Bogotá en aquellos años. (I)

 

Publicidad