Ecuador. Miércoles 28 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Trump relaciona terrorismo, inmigración y México en el mismo discurso Jairo Mejía

ASHBURN (ESTADOS UNIDOS), 02/08/2016.- El candidato republicano presidencial estadounidense Donald Trump durante un acto electoral celebrado en el Instituto de Briar Woods en Ashburn, Virginia, Estados Unidos hoy 2 de agosto de 2016. El congresista republicano Richard Hanna anunció hoy que votará por Hillary Clinton en las elecciones de noviembre porque el candidato de su partido, Donald Trump, no está capacitado y "no puede liderar" el país. EFE/Jim Lo Scalzo

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, vinculó hoy los atentados terroristas en Estados Unidos a un sistema migratorio “excesivamente abierto”, abogando por la presunción de culpabilidad de refugiados, mientras sus simpatizantes pedían a gritos un muro en la frontera con México.

Publicidad

Trump aseguró en un mitin en Carolina del Norte que los ataques inspirados en el yihadismo radical que ha sufrido el país “fueron posibles porque tenemos un sistema migratorio excesivamente abierto, que no controla suficientemente las entradas”.

El candidato republicano tachó de temeraria a su rival, la demócrata Hillary Clinton, por proponer un aumento de las cuotas para recibir a refugiados del la guerra civil siria, relacionándolos indirectamente con el Estado Islámico (EI) y abogando ponerlos bajo la lupa de la sospecha antes de otorgarles asilo.

“La seguridad migratoria es seguridad nacional”, aseguró Trump, que pidió “suspender totalmente la inmigración desde regiones en las que no se puede realizar un control” suficiente del historial de los inmigrantes.

Trump ha resucitado sus peticiones de suspender la inmigración de países con historial de terrorismo y dar el alto a personas por tener apariencia de musulmán tras los ataques de los últimos días en Nueva York, Nueva Jersey y Minesota.

Desde ayer los medios estadounidenses han repetido las imágenes de Ahmad Khan Rahami, estadounidense de origen afgano, reducido por la policía y herido de bala pocos días después de colocar bombas caseras en la ciudad de Nueva York y en Nueva Jersey, que provocaron heridos pero no muertos.

Además, durante el fin de semana un inmigrante de origen somalí, radicalizado supuestamente por el EI, apuñaló a nueve personas sin resultado de muerte en Minesota, antes de ser abatido a tiros por un policía fuera de servicio.

Trump criticó a Clinton por una “política de fronteras abiertas” y “sugerir que venga más gente (refugiados) a nuestro país mientras el EI está exterminado a gente”.

El magnate neoyorquino no dudó en mezclar conceptos que no están relacionados de manera directa como el terrorismo, la puesta en libertad por parte de la administración del presidente Barack Obama de “criminales indocumentados”, la mayoría de los cuales tienen faltas leves de tráfico, y la acogida de refugiados, la mayoría de los cuales son víctimas y no cómplices del EI.

Todo esto mientras los cerca de dos mil simpatizantes del candidato, una gran parte jóvenes y estudiantes de la universidad de High Point (Carolina del Norte), jaleaban “¡Construye el muro!”, a lo queTrump contestó: “Los construiremos y lo pagará México”.

Por el contrario, Clinton volvió a echar mano de su experiencia y de su paso por la Secretaría de Estado y el Senado para asegurar que es la persona más capacitada para hacer frente a la amenaza yihadista, que combatiría con inteligencia y operaciones conjuntas y puntuales el reclutamiento y sus bastiones en Oriente Medio.

En una llamada hoy con sus asesores de seguridad nacional, Clinton aseguró que “los eventos de los pasados días subrayan que para acabar con los terroristas necesitamos experiencia y liderazgo estable; calma y no pánico; resolución y no miedo”.

“No podemos airear propuestas extremas que no serán efectivas y que pierden el punto de mira de lo que somos (como país). Ese es el objetivo de los terroristas”, aseguró Clinton, según una transcripción distribuida por la campaña.

Según un reciente sondeo del Pew Research, el terrorismo, junto con la economía, la política exterior o la sanidad, es uno de los principales asuntos que moverán la intención de voto y la participación en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

La seguridad nacional será previsiblemente uno de los temas a tratar en el primer cara a cara televisado entre Clinton y Trump del próximo lunes, después de que el lunes se revelaran los temas por los que transitará el debate de 90 minutos. EFE (I)

Publicidad