Ecuador. Domingo 4 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Primera ministra busca concretar Brexit a pesar de fallo

Fotografía de archivo de la primera ministra británica, Theresa May, durante una conferencia de prensa en Londres el miércoles 2 de noviembre de 2016. (AP Foto/Kirsty Wigglesworth, pool)

LONDRES (AP) — La primera ministra británica, Theresa May, trató el viernes de asegurar a los líderes de la Unión Europea que su calendario para que Gran Bretaña abandone la UE permanece intacto a pesar de un fallo judicial que la víspera otorgó a los legisladores británicos más influencia en el proceso.

Publicidad

May llamó por teléfono al máximo funcionario de la UE, a Jean-Claude Juncker, así como a la canciller alemana, Angela Merkel, para decirles que todavía está por iniciar el proceso para retirar a Gran Bretaña de la UE conforme a lo planeado, a finales de marzo.

Los funcionarios británicos dijeron que la primera ministra también se aprestaba a llamar al presidente francés, François Hollande, y al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

En Berlín, el canciller británico Boris Johnson, dijo que el fallo del tribunal no debería interferir con el calendario del gobierno para cumplir el Brexit, como se conoce a la anunciada salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

Describió la prevista salida de Gran Bretaña como una “gran oportunidad” y aseguró que “con el estado de ánimo correcto, creo que podemos convertir estas negociaciones en una discusión donde todos ganemos”.

No obstante, las esperanzas de May de un enfoque de “negocios como de costumbre” sufrieron un golpe inesperado con la renuncia abrupta de un legislador del Partido Conservador que estaba a favor del Brexit, quien se quejó del plan del gobierno de implementar la salida británica sin el involucramiento del Parlamento.

Se llevará a cabo una elección parcial y la renuncia reducirá la ya débil mayoría conservadora de May en la Cámara de los Comunes.

Su serie de llamadas telefónicas del viernes se produjo un día después de que el Alto Tribunal dictaminó que el gobierno británico necesita la aprobación del Parlamento antes de acogerse al artículo 50 del tratado de la UE, que inicia formalmente una cuenta regresiva de dos años. La decisión del tribunal de tres jueces tiene el potencial de retrasar ese proceso.

El gobierno decidió apelar la decisión ante la Corte Suprema, donde una audiencia está prevista para el próximo mes.

Si el máximo tribunal del país falla en contra del gobierno, el Parlamento tendrá que participar directamente en las deliberaciones para el inicio del proceso del Brexit.

Publicidad