Ecuador. Domingo 4 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Seúl alerta posible lanzamiento norcoreano por elecciones de EE.UU.

El ejército surcoreano está en máxima alerta ante la posibilidad de que la vecina Corea del Norte lance un misil balístico de alcance intermedio coincidiendo con la celebración mañana de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, informó hoy la entidad castrense.

Publicidad

“El ejército surcoreano ha aumentado su vigilancia sobre Corea del Norte ante la posibilidad de una nueva provocación con motivo de las elecciones de EEUU”, confirmó hoy a Efe un portavoz del ministerio de Defensa de Seúl.

Las fuerzas armadas surcoreanas creen que el régimen de Pyongyang podría aprovechar los comicios para mandar un mensaje al próximo inquilino de la Casa Blanca con respecto a su intención de seguir desarrollando proyectiles balísticos y armas atómicas pese a la condena internacional y las sanciones.

El portavoz militar surcoreano confirmó que las fuerzas estadounidenses estacionadas al sur del paralelo 38 también vigilan de cerca a Corea del Norte estos días.

Se cree que el ejército norcoreano podría realizar un nuevo ensayo con su misil balístico de alcance intermedio (IRBM) Musudan, también conocido como Hwasong-10 o BM-35, con un rango estimado de unos 3.500 kilómetros, lo que le permitiría alcanzar la base estadounidense de Guam, en el Pacífico.

Aunque de momento solo ha logrado un éxito parcial de los casi 10 lanzamientos que ha realizado con este proyectil hasta la fecha, el Musudan supone un importante y peligroso desafío para la comunidad internacional por el hecho de que se lanza desde una plataforma móvil de (TEL), lo que dificulta mucho más su detección.

A su vez, el pasado sábado la web especializada 38North subrayó que no se descarta la posibilidad de que Corea del Norte vuelva a detonar un artefacto nuclear en cualquier momento dado el nivel de actividad que sigue mostrando la base de pruebas atómicas de Punggye-ri.

El régimen de Kim Jong-un ha llevado a cabo pruebas nucleares subterráneas en enero y septiembre de este año (la primera vez que realiza detonaciones con apenas unos meses de diferencia), lo que indica que ha acelerado el desarrollo de su programa atómico.

Las dos Coreas permanecen técnicamente en guerra desde que el conflicto que las enfrentó (1950-1953) acabó con un armisticio en vez de un tratado de paz.

Del mismo modo, continúa en guerra con EE.UU., que lideró la coalición de la ONU que tomó parte por Seúl en la contienda. EFE (I)

Publicidad