Ecuador. Sábado 3 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Erdogan anuncia que fuerzas turcas atacaran pronto localidad siria de Manbech

Recep Tayyip Erdogan

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado hoy que las fuerzas turcas y sus facciones aliadas en el norte de Siria ya tienen cercada la localidad de Al Bab, en manos del grupo Estado Islámico (EI), y pronto marcharán hacia Manbech, dominado por las milicias kurdosirias.

Publicidad

“Ahora tenemos sitiada Al Bab. Después marcharemos hacia Manbech, donde está el PYD, las YPG”, dijo el mandatario en referencia al Partido Unión Democrática (PYD) y sus milicias, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que dominan grandes partes del norte de Siria, sobre todo en las áreas de población kurda.

“Queremos expulsar a estas organizaciones terroristas completamente de allí, porque estas tierras son tierras de árabes”, dijo Erdogan en relación a la zona de Manbech, que las YPG arrebataron al yihadista EI en agosto.

El próximo objetivo sería Al Raqa, la “capital” del Estado Islámico en Siria, anunció el presidente durante un discurso ante mandos policiales en Ankara transmitido en directo por la cadena NTV.

“Venga, vamos juntos a Al Raqa. Pobres de nosotros si no somos capaces de echar a dos mil terroristas de Al Raqa. Los echaremos y así quitamos un peligro del sur”, dijo Erdogan.

Dirigiéndose de forma velada a los países de Occidente, insistió en que en esta operación, las YPG, aliadas con Estados Unidos contra el EI, “no tienen nada que hacer, porque son terroristas”.

Acto seguido, Turquía también se plantea intervenir, junto con las fuerzas de la coalición antiyihadista, contra la región de Sinyar, en el extremo noroeste de Irak, ahora bajo control de unidades del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía, que tanto Ankara como la Unión Europea y Washington definen como terrorista.

“El PKK ha dado un nuevo paso y convierte Sinyar en zona terrorista. Ahí también hacen falta las fuerzas de la coalición. Ahora estamos negociando a nivel de militares, y haremos un seguimiento del tema”, dijo Erdogan.

Insinuó que no pediría permiso a Bagdad para una intervención en Irak: “¿Acaso el Gobierno iraquí fue un obstáculo cuando destruimos el PKK en Kandil (en el noreste de Irak)? Nuestros aviones despegan e intervienen, lo hacemos hoy, y lo haremos mañana, porque es una amenaza para nosotros”, aseveró.

El último punto que Turquía se propone dominar es Tel Afar, una localidad al sur de Sinyar, en el noroeste de Irak, agregó Erdogan, recordando que “allí viven 400.000 turcomanos”, una minoría iraquí de habla turca.

En el mismo discurso, Erdogan se defendió también de acusaciones de haber puesto en tela de juicio el tratado de Lausana, que definió en 1923 las fronteras de la República de Turquía, una vez abolido el Imperio otomano.

“Claro que nos parece positivo lo que ganamos en Lausana. Pero eso no impide considerar los derechos que perdimos allí. (El tratado de) Lausana no es algo incuestionable, no es un texto sagrado”, consideró el presidente turco.

“La Primera Guerra Mundial pasó, la Segunda pasó, la Guerra Fría pasó… y pese a todo quieren que nosotros sigamos atados a las condiciones de Lausana. Nosotros alcanzaremos los objetivos de Turquía de 2023”, dijo Erdogan, en referencia al centenario de la República, pero sin especificar cuáles eran esos objetivos. EFE (I)

Publicidad