Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Santos llega a Oslo a recibir el Nobel, sin las FARC

El presidente colombiano Juan Manuel Santos, ganador del Premio Nobel de la Paz, habla en conferencia de prensa en el Instituto Nobel, en Oslo, Noruega, el viernes 9 de diciembre de 2016. (Terje Pedersen NTB Scanpix via AP)

OSLO, Noruega (AP) — El presidente colombiano llegó a Oslo sin la compañía de miembros de las FARC para la ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz, alegando el viernes que no quería “crear problemas” al gobierno noruego.


Publicidad

Sin embargo, los rebeldes “estarán aquí de corazón y espíritu”, agregó Juan Manuel Santos, quien hace poco llegó a un acuerdo de paz con las FARC.

Santos asistirá el sábado a la ceremonia en la que recibirá el Nobel de la Paz por sus esfuerzos para poner fin a un conflicto de 52 años que ha dejado más de 200.000 muertos.

El premio se le otorgó solo al mandatario y no al grupo rebelde, que sigue siendo considerado grupo terrorista por muchos países, entre ellos Estados Unidos.

Las FARC no están aquí “porque no quise crear un problema” con el gobierno noruego, dijo, precisando que un abogado español que sirvió como negociador jefe de las FARC representaría a los rebeldes en la ceremonia.

Todos los dirigentes de las FARC —unos 50 rebeldes en total— no pueden viajar con seguridad fuera de Colombia porque enfrentarían órdenes internacionales de arresto de Estados Unidos, por cargos de tráfico de drogas.

Santos añadió que están en marcha procedimientos legales en Colombia para que los rebeldes puedan ser completamente libres de darle la vuelta al mundo.

Añadió que tras el acuerdo de paz, Colombia pedirá a otros países que retiren a las FARC de las listas de terroristas. El acuerdo de paz fue ratificado formalmente por los legisladores la semana pasada después de que una versión anterior fuera rechazada por la ciudadanía en un referéndum.

La UE ya ha dado algunos pasos en esa dirección y Santos espera que Estados Unidos tome medidas similares.

Santos negó, in embargo, que el gobierno colombiano haya pedido a Washington que libere a Simón Trinidad, un líder de las FARC que cumple una condena de prisión en Estados Unidos.

En una carta a la Casa Blanca el jueves, los senadores estadounidenses Marco Rubio y Lindsey Graham dijeron que se habían enterado que el gobierno de Santos se acercó al gobierno de Barack Obama para tratar el tema.

Los dos senadores advirtieron que una eventual liberación de Trinidad pondría en peligro millones de dólares en financiación estadounidense para la implementación del acuerdo de paz.

Santos insistió el viernes en que su gobierno no ha pedido de forma oficial la liberación de Simón Trinidad.

Un nuevo acuerdo de paz —aprobado a finales de noviembre por el Congreso colombiano— introdujo 50 cambios al pacto que fue rechazado por los votantes en una consulta popular en octubre. Santos espera que el Tribunal Constitucional de Colombia apruebe el lunes un procedimiento acelerado para implementarlo.

“Un sueño imposible hace unos años ahora es una realidad”, aseguró.

___

Ritter informó desde Estocolmo.