Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fiscalía vuelve a denunciar a Lula y le acusa de dirigir una trama corrupta

En esta fotografía del 30 de marzo de 2015, el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva asiste a una reunión extraordinaria de líderes del Partido de los Trabajadores en Sao Paulo, Brasil. (Foto AP/Andre Penner/Archivo)

Sao Paulo,  (EFE).- La Fiscalía brasileña presentó hoy una nueva denuncia contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva por corrupción y lavado de dinero y le volvió a acusar de “comandar una sofisticada estructura ilícita” para captar apoyo parlamentario.


Publicidad

Además de Lula, la Fiscalía presentó cargos contra otras ocho personas, entre ellas su esposa Marisa Letizia Lula da Silva, y el expresidente de la constructora Odebrecht, Marcelo Odebrecht.

En su nueva denuncia, la Fiscalía destaca que Lula favoreció a Odebrecht a la hora de conseguir contratos en la petrolera estatal Petrobras y que a cambio el expresidente obtuvo sobornos dirigidos de la “trama” que supuestamente él mismo dirigía. 

La Policía brasileña detuvo hoy a doce concejales del municipio de Foz de Iguaçú, en el sur del país y ciudad fronteriza con Paraguay y Argentina, acusados de participar en una trama de corrupción, informaron hoy fuentes oficiales.

La operación “Nipoti” se produjo en el marco de una investigación que destapó un esquema de corrupción orientado al desvío de recursos públicos de la administración pública de Foz de Iguaçú.

La trama corrupta llegó a desviar unos 4,5 millones de reales (unos 1,3 millones de dólares) de unas obras de pavimentación de carreteras en el municipio, “sin tener en consideración el daño potencial por la pésima realización del proyecto, lo que reducirá su vida útil”, agregó la Policía en un comunicado.

Las autoridades emitieron hoy 78 mandados judiciales, de los cuales 20 son de prisión preventiva y 39 allanamientos en un operativo que ha movilizado a cerca de 150 agentes.

Además de en Foz de Iguaçú, la operación, que cuenta con el apoyo del Ministerio Público Federal (Fiscalía), se desarrolla en otras cuatro ciudades del estado de Paraná, también en Recife (Pernambuco) y en la capital federal, Brasilia. EFE

(I)