Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama y Abe sellarán reconciliación de sus países con visita a Pearl Harbor

Ataque a Pearl Harbor, el 7 de Diciembre de 1941.

El presidente estadounidense, Barack Obama, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, sellarán la próxima semana la reconciliación de sus países y una alianza “que nunca ha sido más fuerte” con una visita conjunta al memorial de las víctimas del ataque japonés a Pearl Harbor (Hawai, EE.UU.).


Publicidad

“Tiene una relevancia histórica, presentar respeto a los muertos de entonces y subrayar la reconciliación de dos adversarios que pasan a ser los aliados más cercanos, no solo desde la Segunda Guerra Mundial sino especialmente durante el Gobierno de Obama”, explicó hoy en rueda de prensa Daniel Kritenbrink, director para Asia del Consejo de Seguridad Nacional.

Obama, que pasa sus vacaciones navideñas en Hawai junto a su familia, mantendrá un encuentro bilateral con Abe en la mañana del próximo martes, en el que repasarán sus esfuerzos para fortalecer su alianza y sus logros en cooperación de seguridad y economía en los últimos cuatro años.

Después de ese encuentro, del que no se conoce aún la hora precisa, ambos líderes visitarán juntos el Memorial USS Arizona, en Honolulu (Hawai), donde yacen 1.102 de los 1.177 marineros e infantes de marina muertos en el acorazado del mismo nombre durante el ataque japonés por sorpresa contra la base naval de Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941.

La de Abe será la primera visita de un primer ministro nipón a la base naval y llega después de que su mujer, Akie, hiciera allí en agosto una ofrenda de flores en honor a las víctimas.

Está previsto que Obama y Abe pronuncien sendas declaraciones tras su visita al Memorial pero Kritenbrink indicó que no tiene constancia de que esté prevista una rueda de prensa.

El portavoz estadounidense consideró que ni esta visita ni la de Obama en mayo pasado a la ciudad nipona de Hiroshima habrían sido posibles hace ocho años.

“Cuando el presidente visitó Hiroshima trasladó un mensaje de reconciliación, mostró que estaba comprometido a enfrentar la historia. (Estas visitas) realmente demuestran el milagro y el poder de la reconciliación entre los dos países”, afirmó Kritenbrink.

Obama hizo historia en mayo al convertirse en el primer presidente de EE.UU. en ejercicio en visitar la ciudad de Hiroshima, sobre la que hace 71 años su país lanzó una bomba nuclear que mató a 140.000 personas durante la II Guerra Mundial.

Esa visita y la de Abe a Pearl Harbor son “una demostración poderosa de que dos países pueden superar una historia muy dolorosa hasta ser los mejores aliados”, en palabras de Kritenbrink.

“Obama ha demostrado que está dispuesto a afrontar los asuntos históricos difíciles y a no estar atado enteramente por los eventos del pasado, como hemos visto también en su política hacia Cuba”, agregó.

Aún no está cerrada la lista de invitados a la ceremonia en Pearl Harbor, pero el portavoz adelantó que habrá líderes políticos de Hawai, así como veteranos de guerra y supervivientes del ataque.

“El propósito del evento es honrar a los que murieron ese día con el foco puesto en la reconciliación”, apuntó.

El encuentro con Abe será “con toda probabilidad” el último de Obama con un líder extranjero antes de que abandone la Casa Blanca y sea relevado por el presidente electo Donald Trump, quien tomará posesión el próximo 20 de enero.

Preguntado por si los avances en la relación entre ambos países están en peligro con el nuevo Gobierno, Kritenbrink evitó pronunciarse al respecto más allá de afirmar que la transferencia de poderes está siendo “fluida”. EFE