Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gobierno argentino dice que en 2017 aumentará el empleo y mejorará el consumo

EFE/TELAM/Gustavo Amarillee

Buenos Aires (EFE).- El jefe del Gabinete de ministros de Argentina, Marcos Peña, aseguró hoy que “va a ser un muy buen 2017”, ya que su Gobierno espera que el próximo año el empleo crezca y los ciudadanos recuperen su capacidad de consumo.


Publicidad

“Va a ser un muy buen 2017. Se van a recoger los frutos de un año de siembra. Todos los indicadores son auspiciosos. Esperamos un aumento del empleo y una recuperación de la capacidad de consumo”, señaló Peña este sábado en una entrevista con Radio Mitre.

Según los últimos datos revelados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en los primeros nueve meses del año, la actividad económica de Argentina acumuló una caída interanual del 2,4 %.

Además, la inflación se ubicó alrededor del 40 % anual, lo que se suma a la contracción del consumo, la falta de generación de empleo y una caída del Producto Interior Bruto (PIB), que, según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional, será del 1,8 % en 2016.

El jefe de Gabinete hizo hincapié en que el tema “más complejo y angustiante” en el país austral es el de la pobreza y aseguró que el Ejecutivo de Mauricio Macri trabajará para lograr que “se cumplan los objetivos” lo más rápido posible, ya que, según admitió “fue un año duro” para los argentinos.

“Tuvimos que evitar una crisis que se venía (…) pero había que ordenar la casa”, agregó en referencia a la gestión de Cristina Fernández (2007-2015), muy criticada por el actual Gobierno.

Asimismo, planteó que la continuidad del frente Cambiemos en el poder cuando termine la legislatura en 2019, sería “natural”, aunque consideró que depende del trabajo y el “acompañamiento” de los argentinos.

Por otro lado, insistió en que su Ejecutivo es “por lejos” el que menos conflictos entre funcionarios ha registrado en “los últimos tiempos”.

En ese sentido se refirió también a la polémica que rodea a la destitución del ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay, a quien Macri pidió la renuncia el pasado lunes.

Peña aclaró que había “buena relación y buen trabajo en conjunto” con el exministro, “independientemente de que había visiones distintas sobre cómo era la organización” y negó que su marcha se deba a disputas internas.

“En el día a día del Gobierno no hubo jamás un roce o discusión por temas personales ni de relación”, sino que siempre reinó un “clima de buen trabajo”, insistió. EFE (I)

ivc/lnm