Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Forenses argentinos hallaron unas 40 osamentas de masacre salvadoreña de 1981

Foto: voxboxmag

San Salvador, 5 ene (EFE).- El Equipo argentino de Antropología Forense (EAAF), que encabezó las exhumaciones de la masacre salvadoreña de El Mozote a finales del 2016, exhumaron unas 40 osamentas, informó hoy a Efe un representante de las víctimas.


Publicidad

Según Wilfredo Medrano, de la no gubernamental Tutela Legal “María Julia Hernández”, estos restos fueron encontrados entre el 14 de noviembre y el 9 de diciembre anterior en 19 excavaciones.

Medrano detalló que las osamentas ya se encuentran en poder del Instituto de Medicina Legal (IML) para su limpieza y que en febrero próximo la delegación de forenses argentinos regresará para iniciar los análisis y tomar muestras genéticas para la identificación de las víctimas.

No obstante, advirtió que el proceso “va para largo” porque el IML actualmente carece del equipo informático necesario para el “vaciado” de los resultados, porque los equipos con los programas especializados están “secuestrados” por la Fiscalía como pruebas en un caso de supuesta corrupción de dos genetistas.

Añadió que por esa razón existe un “atraso” en el análisis de 15 osamentas de la misma masacre recuperadas durante las exhumaciones de 2015.

El defensor de derechos humanos destacó que están “satisfechos” con las exhumaciones de 2016 porque fueron “diferentes” a las del año previo, que fueron suspendidas por un tribunal porque la Fiscalía estaba “revictimizando” a los familiares de los ultimados.

El juez de Paz de Meanguera, donde se encuentra El Mozote, Mario Díaz, aseguró a mediados de noviembre que los restos obtenidos en las exhumaciones, los “peritajes de ADN y balísticos” serán entregados a la Fiscalía, que decidirá si las utiliza como pruebas en el proceso penal.

El Juzgado Segundo de Primera Instancia de San Francisco Gotera, del departamento occidental de Morazán, a unos 22 kilómetros de lugar donde se perpetró la masacre, ordenó la “reapertura de este proceso penal” y anuló el sobreseimiento dictado en 1993.

La reapertura se emitió tras la anulación de la Ley de Amnistía General, decretada por la Sala de lo Constitucional el 13 de julio anterior, que permite retomar los procesos legales por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la guerra civil (1980-1992).

Según el Informe de la Comisión de la Verdad de la ONU en El Salvador de 1993, entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981 unidades elite del Batallón Atlacatl torturaron y ejecutaron “deliberada y sistemáticamente” a niños, hombres y mujeres del cantón El Mozote y otros aledaños.

Esta masacre es uno de los mayores ataques contra civiles perpetrados por algún ejército latinoamericano, y diferentes sectores la han comparado con las matanzas nazis o de Vietnam. EFE

(I)