Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Colombia deportó cerca de 34.000 migrantes ilegales en 2016

Foto: El diario bogotano

Las autoridades de Colombia expulsaron el año pasado del país a cerca 34.000 migrantes irregulares, 20.366 de ellos de Haití, informaron hoy fuentes oficiales.


Publicidad

Los extranjeros, que también provienen de Cuba (8.167), India (874), Congo (570) y Nepal (553), fueron ubicados, principalmente, en los departamentos de Antioquia (noroeste), Nariño, Valle del Cauca, Cauca (suroeste) y Risaralda (centro), dijo el director general de Migración Colombia, Christian Krüger, citado en un comunicado de su despacho.

El funcionario explicó que en esos departamentos están ubicados los principales corredores viales, utilizados por las redes dedicadas al tráfico de extranjeros.

“El número de migrantes irregulares ubicados durante el año 2016 por Migración Colombia, que es casi 4 veces la cifra del año inmediatamente anterior”, dijo Krüger.

Colombia, explicó el funcionario, por su posición geográfica es un paso obligado para todo aquel migrante que busca llegar hacia Centro o Norteamérica.

“No somos la causa, ni el origen de este fenómeno, sin embargo para garantizar la seguridad e integridad de estos migrantes, hemos aumentado nuestros controles, venimos trabajando en estrategias regionales contra este fenómeno y tenemos una política de cero tolerancia con aquellas personas que se aprovechan de la necesidad de otros para lucrarse”, dijo.

Agregó que durante el año 2016, la entidad identificó nuevas rutas para el tráfico de migrantes, las cuales utilizaban como puntos de entrada los departamentos de Putumayo, frontera con Ecuador, y Amazonas, fronterizos con Perú y Brasil.

También se descubrió que la caribeña isla de San Andrés estaba siendo utilizada por las redes de traficantes de personas como lugar de tránsito.

A la isla llegaban grupos de extranjeros con documentación falsa, haciéndose pasar como colombianos, con el fin de abordar lanchas que los llevaran hasta Centroamérica.

En promedio cada migrante irregular paga entre 2.000 y 2.500 dólares por cruzar el país. EFE (I)