Ecuador. jueves 21 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pocas luces en Casa Blanca en la madrugada

Espectadores esperando en fila para pasar los controles de seguridad para ver la investidura del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, el viernes 20 de enero de 2017. (AP Foto/John Minchillo)

WASHINGTON (AP) — Escasas luces se ven antes del amanecer en la Casa Blanca, que ha sido la residencia del presidente Barack Obama y su familia durante los últimos ocho años.


Publicidad

Algunos reflectores encendidos apuntan a la tribuna desde la cual el presidente entrante Donald Trump contemplará el desfile posterior a la investidura. Trump y familia pasaron la noche en Blair House, al otro lado de la avenida Pennsylvania.

Estadounidenses deseosos de ver cómo Donald Trump jura el cargo como el nuevo presidente del país empezaron a salir hacia el centro de Washington y el National Mall.

Camiones volqueta, autos de la policía, soldados de la Guardia Nacional y policías de Washington D.C. estaban desplegados en las esquinas del centro, cortando el paso a los vehículos en varias manzanas alrededor del Mall.

Sin embargo, había espacio de sobra en las aceras para los que esperaban, aferrando los boletos para ver desde las gradas la investidura de Trump, así como aquellos sin boletos y que esperaban seguir el acontecimiento en lugares habilitados entre el Capitolio y el monumento a Washington.

La entrada se abrió antes del amanecer entre vítores de los que desafiaron el frío para esperar en fila en el barrio East End de la ciudad. Algunos de los presentes empezaron a corear “¡EEUU!”, mientras que otros compraban gorras con el lema “Hagamos a Estados Unidos grande de nuevo” y otros productos de propaganda a vendedores callejeros.

(I)