Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Expresidente del Senado dominicano declara por caso Odebrecht

Foto: Notihoy

Santo Domingo, 27 mar (EFE).- El expresidente del Senado dominicano Ramón Alburquerque (1998-2001) prestó hoy declaración en la Procuraduría General de la República como parte de las investigaciones en torno a los sobornos que la constructora brasileña Odebrecht admitió haber pagado en el país.


Publicidad

Tras declarar durante varias horas, según confirmaron a Efe fuentes de la Procuraduría, Alburquerque abandonó las instalaciones eludiendo a la prensa, al igual que a su llegada, prevista para las 11.00 de la mañana y que el exsenador, miembro del Partido Revolucionario Moderno (PRM), adelantó 30 minutos.

El Ministerio Público ha interrogado a congresistas, exlegisladores y antiguos funcionarios, así como a ejecutivos de Odebrecht en el país, y ha insistido en que los culpables de los sobornos serán identificados y que pagarán ante la Justicia.

La última comparecencia por el caso fue el pasado jueves, jornada en la que declararon el expresidente de la Cámara de Diputados (2010-2016) y actual alcalde de Santiago (norte), Abel Martínez, así como dos ejecutivos de una consultora internacional.

En diciembre de 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló documentos en los que detallaba presuntos sobornos por unos 788 millones de dólares por parte de la empresa brasileña en 12 países de América Latina y África, entre ellos la República Dominicana, donde Odebrecht asegura haber pagado 92 millones de dólares para acceder a contratos de obras públicas.

La multinacional y la Procuraduría General dominicana firmaron en enero pasado un acuerdo a través del cual Odebrecht se comprometió a pagar 184 millones de dólares como resarcimiento por los sobornos.

Sin embargo, el pasado 1 de marzo un juez declaró inadmisible este procedimiento, ya que la Procuraduría apeló a la figura de la conciliación, una acción que se utiliza para dirimir conflictos “entre querellantes y querellados”, lo que no procede en este caso. EFE

(I)