Ecuador. Jueves 27 de Abril de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Maduro apoya dictamen de Tribunal Supremo

Opositores al Gobierno de Nicolás Maduro se manifiestan en rechazo a la decisión del Tribunal Supremo de asumir las competencias del Parlamento, hoy, viernes 31 de marzo de 2017, en Caracas (Venezuela). Los venezolanos han recibido con evidente apatía, desinformación y miedo a la sentencia del Supremo en la que anuncia que asumirá las competencias del Parlamento, de mayoría opositora, aunque aseguran estar de acuerdo en que hay que protestar por lo que consideran un "golpe de Estado" cometido por el Gobierno. EFE/Cristian Hernández

El presidente venezolano Nicolás Maduro apoyó el viernes la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de asumir las competencias del congreso en un polémico fallo que según la oposición busca darle plenos poderes al gobernante.

Publicidad

En su primera aparición pública luego que el máximo tribunal, señalado de estar controlado por el gobierno, se atribuyera el miércoles las funciones del Congreso, Maduro manifestó: “en Venezuela hay plena vigencia de la constitución, de los derechos sociales, civiles, políticosde los derechos humanos“.

“Yo, como jefe de Estado, asumo a través del diálogo y la Constitución la tarea de resolver hoy mismo el impase que ha surgido entre el Ministerio Público (MP) y el Tribunal Supremo de Justicia, y convoco al Consejo de Seguridad de la Nación”, dijo Maduro a través del canal estatal VTV.

En ese sentido, el jefe de Estado venezolano señaló que este Consejo de Defensa deberá reunirse “hoy mismo” y “deliberar y sacar una resolución que fortalezca la Constitución venezolana”, para resolver cualquier “diferencia” que haya entre “poderes constituidos” en Venezuela.

La única ruptura del orden constitucional la encabezó la derecha fascista“, indicó el mandatario en alusión al fallido golpe de Estado en contra del ahora fallecido presidente Hugo Chávez, en 2002.

A pesar de las numerosas críticas que generó en el ámbito local e internacional la sentencia del máximo Tribunal, que llevó a algunos gobiernos como los de Perú y Chile a retirar a sus embajadores, Maduro hasta ahora no había dicho nada al respecto.

Con información de AP y EFE.

(I)