Ecuador. miércoles 22 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Paraguay: caen ministro y jefe policial por muerte de joven

Paraguay: caen ministro y jefe policial por muerte de joven

ASUNCIÓN (AP) — El presidente de Paraguay destituyó el sábado al ministro del Interior y a un mando policial a raíz de la muerte de un militante opositor a manos de un agente tras las violentas protestas que surgieron después de que los senadores aprobaron una polémica enmienda constitucional que permitiría la reelección presidencial en un país donde ya hubo una dictadura.


Publicidad

El mandatario Horacio Cartes anunció que aceptó la renuncia del ministro del Interior, Miguel Tadeo Rojas, y del comandante de la Policía Nacional, Críspulo Sotelo. Se informó que el viceministro de Seguridad Interna, Lorenzo Lezcano, ocupará el lugar de Rojas. Por su parte, el actual subcomandante de la Policía, Luis Carlos Rojas, quedará en lugar de Sotelo.

Previamente, la fiscal Raquel Fernández confirmó el sábado la muerte de Rodrigo Quintana, de 25 años, dirigente juvenil del Partido Liberal Radical Auténtico, el principal grupo de la oposición. Quintana murió durante la madrugada en el interior del edificio del partido, que se encuentra alejado del Congreso, donde tuvieron lugar los principales desmanes.

Antes de entregar su renuncia, Sotelo dijo en conferencia de prensa que a través del video de seguridad, el agente antimotines Gustavo Florentín fue identificado como el responsable de la muerte de Quintana, y ya está detenido.

En tanto, el comisario Abel Cañete dijo que el suboficial Florentín confesó haber sido el autor del disparo contra Quintana.

Anibal Filártiga, director del hospital público donde fue atendido el dirigente juvenil, informó que Quintana recibió ocho balazos “pero murió por consecuencia de un disparo en la cabeza”.

La fiscalía entregó a los periodistas una copia de la grabación del circuito cerrado de televisión mostrando el momento en que los policías ingresaron con violencia a la sede del Partido Liberal.

Los agentes, portando escopetas y cubriéndose el rostro con sus cascos, ordenaron a los presentes que se pusieran en el suelo boca abajo. Incluso, puede observarse a un policía llevándose a un individuo sujetado por el cuello. En otro plano del mismo video, se ve a un agente poner su pie izquierdo sobre la espalda de Quintana que estaba boca abajo en el suelo.

Como resultado de los desmanes, la sesión de Congreso especial prevista para este sábado fue suspendida y no se realizará ni el domingo ni el lunes. “El martes evaluaremos la situación”, confirmó el presidente de Diputados, Hugo Velázquez.

Para el analista político Ignacio Martínez el rechazo a la reelección está ligado a la memoria de la dictadura del general Alfredo Stroessner, que se extendió entre 1954 y 1989, quien se consolidó en el mando “a través de sucesivas reelecciones de una democracia de fachada”.

“Pero hoy vivimos en democracia plena y creo que los opositores cometen el error de sobreestimar a Cartes dando por sentado que, eventualmente, en abril próximo podría ser reelecto”, dijo a The Associated Press.

Olga Paredes, dirigente juvenil, dijo en entrevista con The Associated Press que estaba con Quintana y otros compañeros en la sede del partido “cuando aproximadamente a las 2 de la madrugada llegaron unos diez policías antimotines, con cascos” y les ordenaron “cuerpo a tierra”.

“Con otros compañeros, en la confusión, nos escapamos y subimos al segundo piso para mirar por el circuito cerrado de televisión lo que estaba pasando. Vimos que los policías maltrataban a los que estaban en el piso y luego escuchamos disparos”.

Paredes, de 25 años, dijo que después bajaron y con su teléfono le tomó fotografías a Quintana, “que estaba sangrando en el piso”.

La carta magna vigente desde 1992 prohíbe la reelección de un presidente para un segundo mandato aunque no sea consecutivo. Sin embargo, establece que podrá ser modificada por una enmienda aprobada por mayoría en el Parlamento o por una reforma, para la cual se debe convocar a una asamblea nacional constituyente con representantes de sectores políticos y sociales.

Para la preparación de la asamblea nacional constituyente se necesitan unos 18 meses.

Los 25 senadores que promovieron la enmienda se reunieron en una sesión extraordinaria sin el resto de los 45 miembros de la cámara y a pesar de la oposición del presidente del cuerpo legislativo.

De ser aprobada por la cámara de diputados y un referendo convocado por la Justicia Electoral, la enmienda permitiría la reelección consecutiva o alternada de un presidente, por lo que el presidente Cartes o cualquier otro jefe de Estado previo quedarían habilitados para pugnar por otro mandato en las elecciones generales de abril de 2018.

(I)