Ecuador. sábado 21 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bombardeos estadounidenses en Siria matan a al menos 21 personas, entre ellos civiles

En esta imagen del viernes 24 de marzo de 2017, residentes cargan los cuerpos de varias personas que murieron durante los combates entre las fuerzas de seguridad iraquíes y el grupo Estado Islámico en la sección occidental de Mosul, Irak. Iraquíes en la ciudad de Mosul, en el norte del país, siguen enterrando a sus muertos luego de que un ataque aéreo de Estados Unidos supuestamente mató a más de 100 personas la semana pasada y los grupos de derechos humanos han expresado su inquietud sobre el reciente incremento de bajas civiles. Las autoridades iraquíes han defendido su conducta durante el conflicto en contra del Estado Islámico y aconsejan a los civiles que se resguarden mientras que las fuerzas con respaldo de Estados Unidos buscan desterrar a los extremistas de su último bastión urbano en el país. (AP Foto/Felipe Dana)

BEIRUT (AP) — Aviones militares de la coalición liderada por Estados Unidos atacaron el sábado dos poblados del norte de Siria, matando al menos a 21 personas, entre ellas una mujer y sus seis hijos que huían de los enfrentamientos entre el grupo Estado Islámico y combatientes respaldados por Washington, denunciaron grupos activistas.


Publicidad

La coalición está apoyando a una fuerza liderada por sirios kurdos contra el grupo extremista, pero en las últimas semanas, varias organizaciones de activistas que operan en territorio controlado por ISIS han denunciado un número creciente de muertes civiles por los ataques aéreos liderados por Estados Unidos.

Miles de personas en áreas controladas por ISIS están tratando de huir de la violencia mientras prosiguen los preparativos para capturar la ciudad de Raqqa, la capital de facto de los extremistas.

Activistas y residentes han dicho que los milicianos están obligando a los civiles a quedarse para usarlos como escudos humanos una vez que comience la ofensiva en Raqqa.

En las últimas semanas los aviones de la coalición han arrojado folletos pero han dado indicaciones confusas: uno afirmaba que las zonas más cercanas al río Éufrates son más seguras, pero otro advirtió que los barcos que tomen el río serán atacados.

Un grupo de activistas que se opone a ISIS, llamado “Raqqa está siendo masacrada en silencio”, aseguró que un barco que transportaba a unas 40 personas fue atacado mientras navegaba por el río Éufrates en la provincia de Raqqa.

Dijo que los cuerpos de una mujer y sus seis hijos fueron recuperados de las aguas, mientras que otras personas seguían desaparecidas. El grupo Sonido e Imágenes, que documenta los asesinatos y otros abusos en el territorio controlado por ISIS, reportó los mismos cálculos. Los periodistas prácticamente no tienen acceso a las zonas controladas por Estado Islámico, que ha capturado y asesinado a varios reporteros.

El ataque ocurrió en el área de Shuaib al-Zeker, cerca del sitio donde las Fuerzas Democráticas Sirias —encabezadas por los kurdos— están luchando contra ISIS.

Horas antes el sábado, activistas y medios estatales dijeron que un ataque aéreo de la coalición liderada por Estados Unidos en la aldea de Hneida —bajo control de ISIS— mató al menos a 14 civiles, entre ellos niños.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que 15 personas, entre ellas cuatro niños, murieron en el ataque aéreo. El grupo Sonido e Imágenes aseguró que el ataque aéreo hizo blanco en un café internet, matando a 14 personas. (I)

The Associated Press