Ecuador. Domingo 28 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gobierno venezolano rechaza que se le acuse de muertes en manifestaciones

Foto: Primicias24.com

Caracas, 19 abr (EFE).- El vicepresidente ejecutivo venezolano, Tareck el Aissami, rechazó hoy las acusaciones de sectores opositores que responsabilizan al Gobierno de Nicolás Maduro de la muerte de dos personas en medio de las manifestaciones celebradas este miércoles en el país.

La oposición “pretendió manipular estos hechos, horribles, repudiables, para tratar de decir que se trata de activistas, militantes de la revolución bolivariana que cometieron tales hechos”, afirmó El Aissami en una declaración transmitida por la televisión estatal.

Acusó directamente al excandidato presidencial y gobernador del estado de Miranda, el opositor Henrique Capriles, de vincular al oficialismo con las muertes registradas en Caracas y en el fronterizo estado Táchira, ambas causadas por heridas de bala y de personas que no participaban aparentemente en las manifestaciones.

Es repudiable la declaración del decadente dirigente de la derecha Henrique Capriles Radonsky, quien tendrá que sostener delante de los tribunales graves e infames acusaciones que hiciese en contra del Gobierno revolucionario“, aseguró el vicepresidente.

Importante: Tras muerte de dos manifestantes, oposición convoca a otro día de protestas en Venezuela

Estas acusaciones al Gobierno de Maduro tratan “de venderle al mundo un país en caos, para justificar después la intervención de sus amos”, añadió.

El vicepresidente aseveró que Capriles debe “demostrar cuáles son las pruebas, sobre las cuales él afirma gravemente estos señalamientos, ante los tribunales“.

Asimismo, aseguró que las dos muertes están siendo investigadas por la policía científica y, aunque no precisó detalles de lo ocurrido, se comprometió a dar con los responsables directos e “indirectos” de los hechos.

Lamentó otra agresión causada a una mujer en Caracas que, dijo, fue impactada por una botella de agua congelada lanzada desde un edificio hacia la marcha chavista que recorrió el oeste y el centro de la capital venezolana, suceso del que mostró un vídeo.

En su opinión, “la persona que lanzó ese objeto, seguramente lo hizo porque le han incubado ese odio al pueblo que venía marchando en paz, a expresar el apoyo a la revolución bolivariana”.

De esto último acusó directamente al presidente del Parlamento, el opositor Julio Borges, “por empujar a un sector de venezolanos a confrontar con un sector de compatriotas”, en referencia a la marcha opositora que se desarrolló en simultáneo con la oficialista y que coincidió en algunos puntos.

Borges “ha transmitido y ha sido recurrente en su mensaje de violencia de odio, de intolerancia, él también debe ser señalado y así lo hacemos responsablemente, por estos hechos”, dijo.

Asimismo, acusó al primer vicepresidente del Parlamento, el también opositor Freddy Guevara, de haber dirigido directamente a grupos violentos que chocaron hoy con los cuerpos policiales que disolvieron la movilización opositora.

“Hay vídeos que están rodando en las redes sociales en las que él (Guevara) directamente dirige las operaciones de los encapuchados y luego dicen que no están con la violencia, que se trata de protestas pacíficas”, aseguró.

En este contexto, hizo un exhortó en nombre del Ejecutivo al Poder Judicial y al Ministerio Público, a que con base a esos vídeos “cese la violencia”, porque “solamente la Justicia puede conducirnos a la paz y a la victoria”.

Pese a ese balance, aseguró que el saldo final de la jornada fue el “triunfo la constitucionalidad, hoy triunfo la paz de un pueblo aferrado a la democracia, aferrado al mandato sagrado originario de esta Constitución”. EFE

(I)