Ecuador. Martes 30 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Caos en Venezuela, suben a 37 los muertos

La Policía Nacional se prepara para lanzar gases lacrimógenos a estudiantes que se encuentran fuera de la Universidad Central de Venezuela en Caracas, el jueves 4 de mayo de 2017. (AP Foto/Fernando Llano)

(AP) — Un joven falleció el jueves al recibir varios impactos de bala en una universidad del oriente de Venezuela, mientras en Caracas varios centenares de policías y agentes de la Guardia Nacional bloquearon una marcha de universitarios que exigían el cese de la represión en las protestas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Los agentes con equipos antimotines y apoyados por camiones blindados bloquearon todos los alrededores de la Universidad Central de Venezuela (UCV) para impedir la salida de universitarios que aspiraban marchar hacia el Ministerio de Relaciones Interiores, en el centro de la capital.

Los manifestantes intentaron infructuosamente negociar su salida del campus universitario por más de una hora hasta que los efectivos comenzaron a lanzar gases lacrimógenos y balas de goma a un pequeño grupo que buscó sin éxito superar el cerco.

Manifestantes se enfrentan con policías antimotines hoy, jueves 4 de mayo de 2017, en Caracas (Venezuela). Los cuerpos de seguridad dispersaron con gases lacrimógenos la manifestación de estudiantes que se concentró en la Universidad Central de Venezuela (UCV) para intentar trasladarse hasta la sede del Ministerio de Interior y Justicia, ubicada en el centro de Caracas. EFE/Miguel Gutiérrez

Nuevamente una protesta pacífica es reprimida sin ninguna razón, nos bloquean como si fuéramos delincuentes“, dijo a la prensa Rafaela Requesens, presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la UCV.

“No nos dejan salir de nuestra universidad, no estamos armados. Nosotros estamos aquí luchando por los asesinados, estamos luchando por un cambio, por el derecho de las nuevas generaciones de vivir en democracia”, agregó.

Los universitarios consideran que el llamado de Maduro a una Asamblea Constituyente para reformar la carta magna es parte de un “golpe de Estado continuado“.

Manifestantes se enfrentan con policías antimotines hoy, jueves 4 de mayo de 2017, en Caracas (Venezuela). Los cuerpos de seguridad dispersaron con gases lacrimógenos la manifestación de estudiantes que se concentró en la Universidad Central de Venezuela (UCV) para intentar trasladarse hasta la sede del Ministerio de Interior y Justicia, ubicada en el centro de Caracas. EFE/Miguel Gutiérrez

Las protestas recrudecieron esta semana en rechazo a la iniciativa de Maduro de redactar una nueva constitución que sustituirá a la de 1999 que impulsó el fallecido presidente Hugo Chávez. Al menos siete personas murieron desde el anuncio del proceso constituyente el martes, con lo que se elevó a 37 el número de fallecidos en las últimas semanas.

La más reciente víctima fatal fue Juan Bautista López, de 33 años, presidente de la Federación de Centros de Estudiantes de la Universidad Territorial José Antonio Anzoátegui, quien fue baleado dentro de esa casa de estudio, informó la Fiscalía General en un comunicado.

De acuerdo con la investigación preliminar, uno de los asistentes a una asamblea estudiantil se acercó a López y le propinó varios disparos. El atacante huyó en una motocicleta con rumbo a la carretera nacional en El Tigre, a unos 333 kilómetros al sureste de Caracas.

También resultaron heridas una persona en la cabeza y otras dos en las piernas, agregó el comunicado.

Horas antes la Fiscalía había informado que el policía estatal Gerardo Barrera, de 38 años, murió en la madrugada del jueves luego de resultar herido de bala la víspera durante una manifestación en el municipio San Joaquín del estado central de Carabobo.

Las protestas, que comenzaron a fines de marzo, también han dejado más de 400 heridos y unos 1.708 detenidos de los cuales 597 permanecen bajo arresto, según estimaciones de la organización humanitaria Foro Penal Venezolano.

Maduro culpa a la oposición de intentar un golpe y acusa a líderes opositores de contratar a bandas para generar violencia.

Estamos desmembrando importantes bandas armadas que dirigen la insurgencia armada contra las leyes, el Estado y la sociedad venezolana“, dijo el gobernante por la televisión estatal al anunciar la captura de cuatro supuestos cabecillas de grupos violentos y el decomiso de armas en varios operativos, sin dar otros detalles.

Participantes de una manifestación se enfrentan con miembros de la Guardia Bolivariana hoy, miércoles 3 de mayo de 2017, en Caracas (Venezuela). La Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) de Venezuela dispersó hoy con gases lacrimógenos una movilización opositora en el este de Caracas que pretendía llegar hasta la sede de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), ubicada en el centro de la capital. EFE/MIGUEL GUTIERREZ

Al defender la iniciativa de promulgar una nueva constitución Maduro dijo que se busca ampliar el sistema judicial, promover nuevas formas de “democracia participativa” y garantizar la defensa de la soberanía e integridad de la nación.

“Yo le planteo a Venezuela violencia o Constituyente. La Constituyente es el camino de la paz, de la reunificación de Venezuela”, agregó.

Maduro ha dicho que la Asamblea Nacional Constituyente estaría integrada por 500 miembros de los cuales la mitad serán elegidos por los gremios de trabajadores y las comunidades.

La iniciativa fue cuestionada por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y por los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Chile y Estados Unidos.

La oposición acusa a Maduro de utilizar el proceso constituyente para evitar los comicios de gobernadores, pospuestos desde el año pasado, y la elección de alcaldes originalmente prevista para este año.

Los adversarios de Maduro afirman que permanecerán en las calles hasta lograr que se convoquen elecciones generales, se abra un canal humanitario para el ingreso de alimentos y medicinas, se libere a los presos políticos y se desarme a los grupos paramilitares.

Las manifestaciones contra el gobierno se iniciaron a fines de marzo tras dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia en las que asumió las competencias legislativas del Congreso y limitó la inmunidad de los diputados. Los dictámenes del máximo tribunal, señalado de estar controlado por el Ejecutivo, fueron revertidos pero las protestas no han cesado.

Venezuela enfrenta la tensión política en medio de una crisis económica con una desbordada inflación de tres dígitos y severos problemas de escasez de alimentos y medicinas.

(I)