Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fuerzas gubernamentales penetran en provincia de Al Raqa

Las fuerzas gubernamentales sirias han avanzado en las últimas horas frente al grupo terrorista Estado Islámico (EI) desde el sureste de Alepo y han logrado penetrar en la vecina provincia de Al Raqa, informaron activistas y medios de comunicación oficiales.


Publicidad

El Ejército “restableció la seguridad y la estabilidad” en 37 pueblos y granjas del sureste de Alepo y el oeste de Al Raqa, tras operaciones en las que más de 500 extremistas murieron y cientos resultaron heridos, indicó la agencia estatal SANA.

La fuente apuntó que los soldados destruyeron seis tanques y vehículos militares de sus oponentes.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmó que efectivos y milicianos progubernamentales se adentraron en Al Raqa desde el oeste y controlaron quince pueblos en la frontera entre esta provincia y Alepo.

En este ataque participan los llamados grupos “Nimr” (tigre), comandados por el coronel Suheil Hasan, que dirigió la ofensiva en la ciudad de Alepo entre noviembre y diciembre pasado, y fuerzas de élite de la organización chií libanesa Hizbulá, señaló la ONG.

El avance de los leales al presidente sirio, Bachar al Asad, coincide con el asalto de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza armada liderada por milicias kurdas, a la urbe de Al Raqa, considerada la “capital” del califato autoproclamado por el EI en junio de 2014.

Las FSD están apoyadas por la coalición internacional, encabezada por EEUU, que ayer anunció que había derribado un dron operado por fuerzas progubernamentales en el área de Al Tanf, en el este de Siria y fronteriza con Irak.

El portavoz de la coalición, coronel Ryan Dillón, explicó en teleconferencia desde Bagdad que ese suceso se produjo después de que aviones de EEUU atacaran un tanque, piezas de artillería y a combatientes pro Al Asad por acercarse demasiado a la base militar en la que operan los estadounidenses y donde entrenan a milicias para luchar contra el EI en Al Tanf. EFE