Ecuador. sábado 23 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ministro peruano dice que indulto a Fujimori no debe estar en la agenda política de su país

Foto: Alberto Fujimori - América Tv

Lima (EFE).- El presidente del Consejo de Ministros y ministro de Economía de Perú, Fernando Zavala, afirmó hoy que la discusión sobre un eventual indulto humanitario al expresidente encarcelado Alberto Fujimori (1990-2000) “no es un tema que tiene que estar en la agenda política” de su país.


Publicidad

“Para mí ese es un tema que es sensible para la familia. Creo que, además, tiene que ver con salud, no es un tema que tiene que estar en agenda política”, declaró Zavala a la emisora RPP Noticias.

El primer ministro se pronunció sobre esta posibilidad después de que en las últimas horas el presidente Pedro Pablo Kuczynski anunciara que está analizando un eventual indulto, algo que había negado hasta hace poco, y la líder opositora Keiko Fujimori, hija del exmandatario, lo conminara a liberar a su padre.

Kuczynski señaló también, en ese momento, que “no hay ninguna conexión entre un indulto humanitario y la política peruana. La política es una cosa, la salud de una persona es otra cosa”.

Las palabras del gobernante aludieron a la pugna entre el Ejecutivo y el Congreso, que domina el fujimorismo y consiguió esta semana la renuncia de Alfredo Thorne al ministerio de Economía, y sometió a una interpelación al ministro del Interior, Carlos Basombrío, con la posibilidad de censurarlo en los próximos días.

Zavala aseguró hoy, al respecto, que el posible indulto no es un tema que el Ejecutivo busque “abrir” para intentar solucionar este conflicto, aunque opinó que en la agenda política sí tiene que analizarse un acuerdo entre el fujimorismo y el Gobierno.

“Es un tema que nos preguntan y ahí se vuelve a abrir. Es un tema que se tiene que dejar y no es parte de la agenda política. Lo que sí creo que tiene que estar en la agenda política es ponernos de acuerdo en coincidencias que tenemos”, remarcó.

Fujimori fue condenado en 2009 a 25 años de prisión como autor mediato (con dominio del hecho) del asesinato de 25 personas en las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), perpetradas por el grupo militar encubierto Colina, y por los secuestros del empresario Samuel Dyer y del periodista Gustavo Gorriti en 1992.

El expresidente, de 78 años, es trasladado periódicamente a clínicas de Lima para ser tratado de males crónicos como una hernia, hipertensión, gastritis y unas lesiones en la lengua, conocidas como leucoplasia, de las que fue operado hasta en seis ocasiones.

Por esos achaques, sus hijos solicitaran en 2013 un indulto humanitario que fue rechazado por el entonces presidente Ollanta Humala (2011-2016) y una segunda solicitud fue retirada por el propio Fujimori el año pasado, después de que Kuczynski anunciara que no pensaba otorgarle esa gracias.

La semana pasada, un abogado presentó un hábeas corpus ante el Poder Judicial para que Kuczynski otorgue el indulto humanitario a Fujimori sin la condición de que padezca una enfermedad terminal.

Según la legislación peruana, el exmandatario no puede acceder a un indulto común al estar condenado por crímenes “agravados”, por lo que solo opta al indulto humanitario, otorgable si el preso tiene una enfermedad terminal o degenerativa e incurable.

Por ese motivo, la posibilidad de que Kuczynski, pueda indultar al exgobernante ha generado una oleada de rechazos y anuncios de protestas de políticos opositores y organismos de la sociedad civil.

La organización No a Keiko, una de las más activas opositoras al fujimorismo, que en las pasadas elecciones movilizó a miles de personas y fue decisiva en la elección de Kuczynski, ya ha convocado a una marcha de rechazo para el próximo 7 de julio.

La Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) afirmó, por su parte, que el presidente Kuczynski “está mostrando signos de debilidad y cediendo a la presión de la bancada fujimorista”.

El secretario general de la CGTP, Gerónimo López, enfatizó que el Gobierno “en vez de pensar en un indulto, debe reclamarle a Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos que paguen su reparación civil, que bordea los 1.500 millones de soles (454 millones de dólares); y que devuelvan los 6000 millones de soles (1.818 millones de dólares) que faltan en el erario nacional del remate de las empresas estratégicas del Estado”. EFE

dub