Ecuador. Miércoles 26 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

China envía buques militares al Mar Meridional tras incursión de EE.UU.

The US Navy guided-missile destroyer USS Lassen sails in the Pacific Ocean in a November 2009 photo provided by the U.S. Navy. The U.S. Navy sent a guided-missile destroyer within 12 nautical miles of artificial islands built by China in the South China Sea on October 27, 2015, a U.S. defense official said, in a challenge to China's territorial claims in the area. The official said the USS Lassen was sailing near Subi and Mischief reefs in the Spratly archipelago, features that were submerged at high tide before China began a massive dredging project to turn them into islands in 2014. REUTERS/US Navy/CPO John Hageman/Handout via Reuters

El ministerio de Asuntos Exteriores chino ha confirmado el envío de buques militares y aviones de combate al Mar de China Meridional tras la incursión ayer de un destructor de misiles estadounidense cerca de las islas Xisha.


Publicidad

“China ha desplegado buques militares y aviones de combate para poner sobre aviso al destructor estadounidense”, declaró en la noche del domingo el portavoz de Exteriores chino Lu Kang en un comunicado.

Las declaraciones del Gobierno chino se produjeron tras conocerse la incursión este domingo de un destructor de misiles estadounidense frente a las islas Xisha, ubicadas en el Mar de China Meridional, y que el país asiático considera bajo su soberanía.

“China insta a los Estados Unidos a poner fin de inmediato a este tipo de operaciones provocativas que violan la soberanía de este país y amenazan su seguridad”, agregó.

Lu calificó de calificó la incursión de “pretexto bajo la libertad de navegación” sin la aprobación previa de China y subrayó que las islas son “parte inherente del territorio chino”, de acuerdo con la Ley de la República Popular de China sobre el Mar Territorial y la Zona Contigua, promulgada en 1996.

“Este comportamiento constituye una seria provocación política y militar”, continuó, “China está fuertemente insatisfecha y se opone firmemente a ella”.

El portavoz gubernamental acusó a Washington de actuar en la dirección opuesta al resto de países de la región que “aspiran a la estabilidad, desarrollo y cooperación”.

A pesar de que EEUU y China habían acercado posturas tras la reunión entre el presidente Donald Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, en Florida, las fricciones entre ambos en el Mar de China Meridional siguen siendo recurrentes. EFE