Ecuador. domingo 19 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Parlamento venezolano suspende sesión al impedir militares entrada a prensa

ARCHIVO/ La Policía Nacional se prepara para lanzar gases lacrimógenos a estudiantes que se encuentran fuera de la Universidad Central de Venezuela en Caracas, el jueves 4 de mayo de 2017. (AP Foto/Fernando Llano)

El Parlamento venezolano suspendió la sesión que tenía prevista hoy debido a que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) impidió la entrada de los medios de comunicación a la sede del Legislativo, en el oeste de Caracas, lo que diputados opositores tildaron de acto de censura.


Publicidad

Informo que la GNB no dejó entrar hoy a ningún medio de comunicación a la @AsambleaVE, razón por la cual fue suspendida la sesión“, escribió en su cuenta de Twitter el secretario de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), José Ignacio Guédez, quien añadió: “No vamos a hacer una sesión a puerta cerrada por capricho de los esbirros de la dictadura“.

Es grave lo que está sucediendo. Después de los hechos de violencia de la semana pasada, cuando permitieron el paso de turbas del gobierno, hoy la Guardia Nacional no deja sesionar“, dijo el diputado opositor Stalin González a periodistas afuera del Congreso.

Legisladores de la oposición pelean con supuestos partidarios del gobierno que intentaron forzar su entrada a la Asamblea Nacional, miércoles 5 de julio de 2017. (AP Fotos/Fernando Llano)

El hecho se produjo un día después de que la Fiscalía General acusara al coronel Bladimir Lugo, oficial de la Guardia Nacional a cargo de la seguridad del Congreso, por su presunta responsabilidad en un ataque a congresistas ocurrido la semana pasada.

Lugo fue citado a comparecer ante la Fiscalía el 13 de julio por la supuesta violación de los derechos humanos de “diputados y otros ciudadanos” que habrían sido “agredidos físicamente por este funcionario”, de acuerdo con la Fiscalía.

Un partidario del gobierno herido intenta abandonar el edificio luego de que él y un grupo de simpatizantes del gobierno irrumpieron en la Asamblea Nacional. Foto: Reuters / Carlos Garcia Rawlins

La acción judicial contra el coronel se dio casi dos semanas después de que el presidente Nicolás Maduro lo condecorara en una muestra de apoyo a la Guardia Nacional. Dos días antes de la condecoración Lugo había empujado al presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges. En un vídeo se observa a Lugo arremetiendo contra Borges y obligándolo a retirarse tras negarse a dar explicaciones sobre un incidente en el que congresistas opositoras presuntamente fueron agredidas por subordinados del jefe militar.

Lugo es el tercer alto oficial acusado de abusos por la fiscal general Luis Ortega Díaz desde el inicio a fines de marzo de las protestas antigubernamentales que han dejado al menos 92 muertos, más de 1.500 heridos y unos 500 detenidos.

Agentes de policía enfrentan a opositores del gobierno durante una marcha en Caracas, Venezuela, el jueves 20 de abril de 2017. (AP Foto/Fernando Llano)

La Junta Directiva informa que la sesión de hoy queda suspendida por las restricciones que GNB impuso al mando del coronel Lugo a periodistas. ¿Qué oculta la GNB, impidiendo el acceso al Palacio a los medios?”, publicó en su cuenta oficial de la red social el Parlamento.

Para hoy el Parlamento tenía prevista una sesión “en defensa de la inviolabilidad” de la sede del legislativo y un debate sobre “la inconstitucional pretensión” del presidente Nicolás Maduro de remover a la fiscal general, Luisa Ortega, de su cargo y la potestad del Legislativo “para defender la institucionalidad” de la Fiscalía.

El Parlamento aprobó la semana pasada la realización de una consulta no vinculante el próximo domingo, en la que preguntará a los ciudadanos si rechazan o aprueban la elección de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) impulsada por Maduro para elaborar una nueva Carta Magna.

Esta iniciativa es vista por la oposición como un intento del presidente de “consolidar la dictadura”.

La convocatoria a la consulta fue aprobada por el Legislativo minutos después del asalto a la sede del Parlamento del grupo de chavistas, un ataque que según los líderes de la oposición fue responsabilidad de Maduro.

El Gobierno -que no reconoce la legitimidad de esta consulta opositora- ha llamado a los venezolanos a las urnas el próximo 30 de julio para elegir a quienes deben redactar la nueva Constitución.

Con información de EFE y AP

(I)