Ecuador. viernes 22 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Colectivos chavistas disparan contra plebiscito de oposición: un muerto y cuatro heridos

Un grupo de simpatizantes de la oposición celebra luego del cierre de las mesas de votación de la consulta opositora hoy, domingo 16 de julio de 2017, en Caracas (Venezuela). El grupo de rectores de las principales universidades de Venezuela que actúan como garantes de la consulta de los opositores en contra de la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por el presidente Nicolás Maduro anunciaron el fin de la jornada y el inicio del escrutinio manual de los votos. EFE/Miguel Gutiérrez

CARACAS, Venezuela (AP) — Miles de opositores votaron el domingo en una consulta simbólica a la que convocó la alianza opositora para retar al gobierno y boicotear el plan del presidente Nicolás Maduro de reescribir la Constitución. Durante la jornada, una enfermera fue asesinada y otras cuatro mujeres resultaron heridas de gravedad cuando hombres armados dispararon en las cercanías de un centro de votación opositor, en Caracas.


Publicidad

En coincidencia con la consulta opositora, el Consejo Nacional Electoral _que controla el oficialismo_ y el gobierno convocaron a un simulacro de votación de los miembros de la Asamblea Constituyente en algunos centros electorales del país.

Maduro manifestó su satisfacción por el simulacro de votación y dijo, durante una llamada telefónica que realizó en medio de una conferencia de prensa de dirigentes oficialistas, que la “batalla verdadera” será la elección de los 545 constituyentes que se realizará el 30 de julio.

Tras el ataque que dejó un muerto y tres heridos, el gobernante hizo un llamado a la oposición a que “iniciemos un nuevo ciclo de diálogo”. El gobierno y la oposición iniciaron en octubre pasado un proceso de diálogo que se estancó a inicios de año, tras mutuas denuncias de las partes por incumplimientos de los acuerdos.

Al grito de “viva Venezuela”, miles de personas _algunas portando banderas venezolanas y gorras tricolores_ se aglomeraron al amanecer en iglesias, centros deportivos, plazas y calles de la capital, que fueron habilitadas como centros electorales para la votación, que se inició a las 7 de la mañana y se extenderá durante al menos ocho horas.

Para la consulta, la coalición opositora habilitó en la capital y los restantes 23 estados unos 2.000 centros de votación, denominados “puntos soberanos”.

La Fiscalía General confirmó que durante una situación irregular que se registró frente a la iglesia Nuestra Señora del Carmen en la barriada pobre de Catia, donde operaba un centro de votación opositor, fue herida mortalmente la enfermera Xiomara Scott, de 61 años, y otras cuatro mujeres resultaron lesionadas por un “grupo de motorizados armados” que dispararon hacia una concentración.

El alcalde opositor del municipio capitalino de Sucre, Carlos Ocariz, solicitó a la Fiscalía General investigar el incidente de Catia donde aseguró que actuaron “grupos paramilitares”.

En Twitter se difundió un vídeo en el que se observa a un hombre disparando hacia la iglesia en Catia, donde estaba concentrado un grupo de personas.

El cardenal Jorge Urosa y más de 200 personas fueron retenidas por un tiempo dentro de la iglesia en Catia debido al asedio de grupos pro oficialistas conocidos como “colectivos”, indicó en su cuenta de Twitter la Conferencia Episcopal Venezolana.

Al lamentar el incidente, el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, emplazó al Ministerio Público a que investigue “con toda objetividad” los hechos, y a que “no se politicen a priori” ninguno de los elementos asociados con el proceso.

Horas antes del incidente, miles de opositores se concentraron frente a la iglesia y al grito de “y va caer, y va caer, este gobierno va caer”, protestaron contra Maduro. En el lugar también se presentó un grupo de seguidores del gobierno, que intercambió insultos y empujones con los opositores. Decenas de policías y guardias nacionales, con equipos antimotines, acudieron al lugar para mantener separados a los bandos.

La oposición pronosticaba una asistencia masiva de electores para su consulta y es por ello que imprimieron unas 14 millones de boletas de votación.

La consulta se centra en tres preguntas: sí rechazan o no la Asamblea Constituyente; sí aprueban o no la renovación de los poderes públicos y la conformación de un gobierno de unión nacional para restituir la constitución; y sí demandarán o no a la fuerza armada y a los funcionarios a obedecer y defender la carta magna y respaldar las acciones del Asamblea Nacional.

Con esta votación simbólica, la alianza de la Mesa de la Unidad Democrática busca boicotear y consolidar en cifras el rechazo contra el proceso constituyente, que según algunas de las principales encuestadoras locales es objetado por cerca del 85% de la población.

La oposición acusa a Maduro de promover la reforma de la constitución para perpetuarse en el poder, a pesar de un creciente descontento popular alentado por la crisis económica que golpea al país suramericano, y consolidar un esquema de control político y económico similar al modelo cubano.

Por su parte, el expresidente de Colombia y acompañante en la consulta Andrés Pastrana pidió al Parlamento de este país que desde “mañana mismo” comience a “implementar” el mandato que surja del pueblo a través de los resultados de este referendo sobre la asamblea constituyente.

Pastrana insistió en que si esta consulta demuestra que los venezolanos no están de acuerdo con la Constituyente, Maduro deberá retroceder en su intención de cambiar la Carta Magna.

En esta consulta participaron los opositores Leopoldo López y el alcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma, ambos presos desde 2015 y cumpliendo actualmente arresto domiciliario.

Sobre esta consulta opositora, la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) Tibisay Lucena pidió hoy que no se generen “falsas expectativas” y resaltó que esta votación no tiene “validez jurídica”.

El plebiscito opositor se realiza al margen del Poder Electoral y en paralelo a un simulacro electoral convocado por el CNE como ensayo general de las elecciones de la Constituyente, que se prevén para el próximo 30 de julio.

Según Lucena, este simulacro sirvió para verificar la funcionalidad de la maquinaria electoral, mientras que el jefe de campaña del Gobierno por la Constituyente, Héctor Rodríguez, informó que el horario del ejercicio se extendía debido a las filas “interminables” de ciudadanos que aguardaban para votar.

El ministro de la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, dijo que el ensayo y la consulta opositora se desarrollaron “en calma”, pero señaló que se registraron “algunos hechos aislados” de violencia que se están investigando, sin ofrecer mayores detalles.

Y tras el incidente en el populoso sector de Catia, en el oeste de Caracas, que dejó al menos una persona fallecida y del que Efe fue testigo, el jefe de campaña del plebiscito opositor, Carlos Ocariz, aseguró que fueron dos los muertos en el ataque de “paramilitares”.

Por su parte, el Ministerio Público informó que investiga la muerte de una mujer y tres heridos, durante una “situación irregular en Catia”, zona considerada bastión del chavismo.

A las 19.00 hora local (23.00 GMT) el grupo de rectores de las principales universidades de Venezuela que actúan como garantes de la consulta opositora anunciaron el fin de la jornada y el inicio del escrutinio manual de los votos. Pero no revelaron la hora en que adelantarán los primeros resultados.

  • Con reportes de EFE. Los periodistas de AP, Michael Weissenstein y Jorge Rueda, contribuyeron para este despacho desde Caracas