Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Autoridades libanesas prometen “liberar” todo el territorio de los yihadistas

Las autoridades libanesas prometieron hoy “liberar” todo el territorio del país de los terroristas que han ocupado una región en la frontera con Siria, donde está previsto que el ejército lance una ofensiva contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).


Publicidad

Tras una reunión del Consejo Superior de Defensa (CSD), su secretario general, Saadalá Hamid, aseguró que “el Gobierno está comprometido a liberar todo el territorio libanés de los terroristas y a no perder ninguna oportunidad para hacerlo”.

Asimismo, en el encuentro, presidido por el presidente Michel Aoun y que contó con la presencia de ministros y representantes militares y de seguridad, éstos renovaron su compromiso con la coalición internacional liderada por EE.UU. que actúa en Siria y en Irak contra el EI.

Hamid detalló que durante la reunión se examinó “la situación en las alturas de Arsal, Qaa y Ras Baalbeck”, donde en los pasados años se han hecho fuertes los yihadistas infiltrados desde Siria.

El general no ofreció detalles pero aseguró que “se tomaron decisiones y formularon recomendaciones para el éxito de la operación militar contra el terrorismo”, que se espera que dé comienzo en breve.

Según la ley libanesa, las decisiones tomadas por el CSD son secretas.

Las regiones de Qaa y Ras Baalbeck están siendo bombardeadas desde hace días por el ejército del Líbano con el objetivo de forzar a los extremistas a retirarse del territorio libanés, antes de dar comienzo a una operación militar más amplia.

Mientras, la vecina región de Arsal, también limítrofe con Siria, fue escenario a finales de julio de una ofensiva del grupo chií libanés Hizbulá para expulsar a la exfilial de Al Qaeda en Siria, cuyos combatientes fueron finalmente evacuados junto a sus familiares a territorio sirio después de una semana de combates. EFE