Ecuador. miércoles 22 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El papa agradece a militares y policías colombianos su contribución a la paz

CIUDAD DEL VATICANO (VATICANO) 31/05/2017.- El papa Francisco saluda a varios niños durante la audiencia general de los miércoles en la Plaza de San Pedro del Vaticano, hoy, 31 de mayo de 2017. EFE/Maurizio Brambatti

El papa Francisco agradeció hoy a las Fuerzas Armadas y la Policía de Colombia su contribución y sacrificios por la paz del país, antes de partir a la ciudad de Villavicencio, segunda etapa de su visita pastoral.


Publicidad

Decenas de militares y policías y sus familias, así como el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y la cúpula militar en pleno acudieron al acto para despedir a Francisco, celebrado en la pista de la base militar de Catam, anexa al aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá.

“Quiero agradecerles lo que han hecho y lo que hacen por la paz poniendo en juego la vida, eso es lo que hizo Jesús, nos pacificó; el Padre puso en juego su vida y la entregó, esto nos hermana más a Jesús, arriesgar para hacer paz, para lograr paz, gracias de corazón por todo esto”, les dijo el pontífice.

Francisco, que visita Colombia con un mensaje de paz y reconciliación para superar las divisiones que ha dejado en el país la firma del acuerdo con las FARC, expresó además a los presentes su deseo de que se consolide este propósito.

“Ojalá que puedan ver consolidada la paz en este país que se lo merece”, agregó el obispo de Roma, quien recibió de dos niños una planta con la paloma de la paz como obsequio.

También expresó a los militares y policías presentes, entre los cuales había varios heridos en combate y lisiados de guerra, “todo lo que han hecho, lo que hacen y lo que seguirán haciendo” durante su visita, que dijo es “trabajo añadido”.

Por su parte el obispo castrense de Colombia, Fabio Suescún Mutis, pidió al papa la bendición para “este sector que lucha por la paz”, lo que calificó de “una delicada misión”.

“Estos hombres y mujeres que creen en Jesús y aman a la Virgen, con espíritu cristiano han entregado sus vidas y sacrificado aún su integridad personal para garantizar la seguridad y el libre ordenamiento democrático de nuestra patria”, manifestó el prelado.

Tras los breves saludos, el papa invitó a los presentes a rezar “en silencio por todos los caídos y por todos los que quedaron heridos, algunos están aquí entre nosotros”, acto que fue seguido por el rezo del Ave María.

Entre los asistentes estaba Emperatriz de Guevara, madre del mayor Julián Ernesto Guevara Castro, un policía colombiano secuestrado por las FARC en la toma a Mitú, ciudad en las selvas del sureste del país, el 1 de noviembre de 1998.

El mayor Guevara es uno de los casos emblemáticos de la degradación del conflicto armado colombiano porque murió en cautiverio a finales de enero de 2006, a los 41 años de edad, y su cadáver fue enterrado en la selva.

En 2010, las FARC accedieron a entregar sus restos a su madre y el oficial fue ascendido de manera póstuma a teniente general.

Concluido el acto, el papa y su comitiva abordaron un avión de Avianca que lo lleva a Villavicencio donde oficiará una misa campal y presidirá dos actos de perdón y reconciliación con unas 6.000 víctimas del conflicto armado colombiano. EFE