Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

C. del Norte promete continuar con su programa nuclear

En esta fotografía sin fecha distribuida el sábado 16 de septiembre de 2017 por el gobierno de Corea del Norte, el gobernante de este país, Kim Jong Un, al centro, celebra lo que fue descrito como el disparo de prueba de un misil Hwasong-12 de alcance intermedio desde un sitio no revelado en esa nación. Pyongyang no permitió acceso a los periodistas independientes para que cubrieran los acontecimientos descritos en la imagen distribuida por el gobierno norcoreano. Fue imposible de momento verificar el contenido de la imagen. (Agencia Noticiosa Central Coreana/Korea News Service vía AP)

SEÚL, Corea del Sur (AP) — El líder norcoreano Kim Jong Un afirmó que su país se ha acercado a su objetivo de alcanzar el “equilibrio” en la fuerza militar con Estados Unidos, al tiempo que el Consejo de Seguridad de la ONU condenó enérgicamente el viernes el disparo de prueba de un misil balístico norcoreano que cruzó Japón y al que describió como “altamente provocador”.


Publicidad

Las declaraciones de Kim fueron difundidas el sábado por la Agencia Noticiosa Central Coreana (KCNA por sus siglas en inglés y estatal en Corea del Norte), un día después de que los ejércitos de Estados Unidos y Corea del Sur detectaron el lanzamiento del misil desde Pyongyang, la capital norcoreana.

El cohete se desplazó 3.700 kilómetros (2.300 millas), pasó por las alturas de la isla japonesa de Hokkaido y cayó en aguas del norte del océano Pacífico. El lanzamiento es a la fecha el vuelo de prueba más largo de un misil balístico norcoreano.

Corea del Norte confirmó que el misil fue un Hwasong-12 de alcance intermedio, el mismo modelo que cruzó el espacio aéreo de Japón el 29 de agosto.

Durante el gobierno de Kim, Corea del Norte ha efectuado pruebas de armas a un gran ritmo, entre ellas su explosión nuclear más poderosa a la fecha, el 3 de septiembre, y y dos disparos en julio de misiles balísticos intercontinentales que podrían alcanzar territorio profundo de Estados Unidos cuando sean perfeccionados.

Las pruebas cada vez más frecuentes y más agresivas aumentaron los temores externos de que Pyongyang esté más cerca que nunca de construir un arsenal militar con viabilidad para atacar a Estados Unidos y sus aliados en Asia.

Las pruebas de misiles que cruzan Japón podrían convertirse en habituales y son vistos como el intento de Corea del Norte para mostrar mayor capacidad militar en la región y aumentar las dudas a Seúl y Tokio sobre la disposición de Washington a arriesgarse a la aniquilación de una ciudad estadounidense a fin de proteger a ambos aliados.

Kim manifestó gran satisfacción por el lanzamiento, que dijo ratificó la “eficiencia y confiabilidad de combate” del misil y el triunfo de los esfuerzos para incrementar el poder del cohete, según la KCNA.

Aunque la versión en inglés de los acontecimientos fue menos directa, en el texto en coreano se dijo que Kim declaró que el misil estaba listo para operar.

El gobernante se comprometió a completar el programa de armas nucleares de Corea del Norte a pesar de la intensificación de las sanciones internacionales contra el país, según la agencia.

Las fotografías publicadas por la prensa estatal norcoreana muestran el disparo del misil desde un lanzador instalado en un camión y a Kim sonriente mientras aplaude y eleva el puño en señal de festejo desde un puesto de observación.

El Consejo de Seguridad Nacional acusó a Corea del Norte de socavar la paz y la seguridad regionales con el lanzamiento más reciente del misil que pasó por Japón y señaló que las pruebas nucleares y de cohetes de Pyongyang “han suscitado graves preocupaciones de seguridad en todo el mundo” y constituyen una amenaza contra los 193 estados miembros de la ONU. (I)

The Associated Press