Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Puerto Rico decreta el toque de queda tras el paso de María

Foto tomada de la cuenta Twitter @ElNuevoDia Puerto Rico: destruido, incomunicado y angustiado

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, decretó hoy el toque de queda para garantizar el orden en este territorio estadounidense después de que el paso del huracán María dejara a la isla sin electricidad.


Publicidad

Mantener el orden resulta fundamental para que autoridades puedan ejecutar apropiadamente“, dijo el gobernador en un mensaje en su cuenta en Twitter.

En un posterior mensaje, Rosselló indicó que ordenó el toque de queda desde las 18.00 hora local (22.00 GMT) y hasta las 06.00 (10.00 GMT) desde hoy y hasta el próximo sábado.

Desconocidos han saqueado varios establecimientos que sufrieron daños estructurales en Puerto Rico tras el paso del poderoso huracán María, que alcanzó la costa sureste de la isla hoy con vientos de 155 millas (250 kilómetros) por hora.

Rosselló, que hoy pidió al presidente de EE.UU., Donald Trump, que declare la isla como “zona de desastre” tras el impacto de este huracán de categoría 4, hizo un llamado “a la calma, a la compresión y a la prudencia durante éstos difíciles días”.

El toque de queda, indicó, no se aplicará al personal médico, al estatal y federal que trabajen en tareas de recuperación y auxilio, a las fuerzas del orden y periodistas.

Además, el gobernador indicó que quedarán exentos de cumplir este toque de queda aquellos “ciudadanos que se encuentren atendiendo una situación de emergencia”.

En una entrevista a medios locales, Rosselló detalló previamente que María ha dejado daños “severos” en Puerto Rico, aunque no se han reportado hasta el momento víctimas mortales, cosa que sí sucedió en las islas de Dominica y Guadalupe, donde el ciclón ha dejado al menos nueve muertos.

Una de las primeras consecuencias del paso del huracán fue la pérdida de fluido eléctrico en casi toda la isla, que acompañó a la caída de las telecomunicaciones, según el director de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres de Puerto Rico, Abner Gómez.

El ojo del séptimo huracán de la temporada en la cuenca atlántica, y cuarto de categoría mayor, cruzó durante seis horas la geografía de la isla desde el sureste al noroeste, tras lo cual perdió fuerza y es ahora de categoría 3, con vientos máximos sostenidos de 115 millas (185 kilómetros) por hora.

María alcanzó Puerto Rico menos de dos semanas después de sufrir el impacto de otro huracán de categoría mayor, Irma, que causó tres muertos y numerosos daños materiales en la denominada Isla del Encanto. EFE

(I)